CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Animales sin Collar

Poster

'Por instinto'

19/10/2018 - Por Sergio Roma

(3/5)

Animales sin Collar
Director: Jota Linares
Intérpretes: Daniel Grao (Abel) / Natalia de Molina (Nora) / Mario Tardón / Borja Luna (Félix) / Ignacio Mateos (Víctor) / Beatriz Arjona / Natalia Mateo (Virginia)
Duración: 94 minutos
Sinopsis: Un cortijo aislado en mitad de la campiña andaluza es testigo del triunfo de Abel y Nora. Él es un político entregado a la lucha por los más desfavorecidos y acaba de hacer historia, ella su mujer y guardiana de un [...]
Lea más en su ficha

Estreno 19 de Octubre de 2018

CRÍTICA



Un suceso dramático sobre unos jóvenes que parecen haber perdido el control es el prólogo de esta película que se presenta sumamente interesante. Tras este incidente, y con pocas pistas sobre el suceso (más adelante iremos conociendo detalles), la historia se traslada seis años después para presentarnos a una serie de personajes entre los que destaca la pareja formada por Abel y Nora (Daniel Grao y Natalia de Molina) que acaba de ser elegido (él) como la esperanza política andaluza, libre de corrupción. Tras ellos irán apareciendo otra serie de personajes que a la vez que nos van mostrando sus vidas, también irán mostrando sus misterios e irán colocando poco a poco las piezas de un pasado confuso pero con amenaza de desequilibrar el presente.

Y es que el pasado cobra mucha importancia en esta ópera prima de Jota Linares. La importancia de un pasado que también está presente en anteriores trabajos cortometrajes como 3,2 (lo que hacen las novias) o "Ratas" y que forman parte de alma narrativa de su cine. El pasado, en esta película cobra mayor importancia, como collar de hierro que atrapa cuellos delicados, siempre persiguiendo, a veces atrapando por completo y a veces permitiendo leves movimientos, pero siempre dejando más o menos cicatrices y marcas que pueden o no interrumpir un presente, que se presenta más o menos tranquilo.

Así mismo, esta película cuenta con la importancia que se otorga (también en sus primeros trabajos) a los personajes, y más en concreto al alma interna de los mismos. Y lo hace de una manera muy especial, con primeros planos muy cercanos cuando la ocasión lo requiere, con diálogos certeros, que a veces esconden enigmas y a veces revelan secretos, pero siempre se presentan como interesantes. Además Linares, gusta de otra serie de planos perfectamente colocados para no interrumpir el momento narrativo, y a su vez crear un aspecto teatral (no en vano la película está inspirada en Casa de Muñecas de Henrik Ibsen) que favorece el desarrollo de los personajes, ya sean oscuros o transparentes, estupendamente interpretados por buenos trabajos de Daniel Grao, Borja Luna, Mariana Cordero y especialmente de las sobresalientes interpretaciones de Natalia de Molina e Ignacio Mateos.

Cabe destacar a su vez, en este aspecto formal, los primeros planos recurrentes sobre las manos, en sus más diversas variantes, bien uniéndose o bien separándose, bien en soledad o bien en compañía, como protagonistas (nada mudas) del desarrollo de la historia y de los sentimientos que florecen a través de ella.


(Más imágenes en su galería)



Unos “animales” de juventud, guiados por instintos, pueden ir dejando collares a lo largo de los años a unos “animales” ya adultos que luchan por olvidar ese pasado (“Vamos a olvidar, nos lo merecemos” dice Abel en un momento importante de la película), que sueñan por reconstruir sus vidas. Y en esa lucha, cobra vital importancia el papel de la mujer, acostumbrada a sufrir con mayor intensidad la fuerza de esos collares, y que esta valiente película las presenta como heroínas, cargadas de gritos de independencia, dispuestas a tomar el rumbo de sus vidas (magnífico plano final que describe perfectamente este aspecto)

La historia está cargada de actualidad, sobre todo en estos días, donde el pasado personal puede suponer la muerte política de cualquier persona y donde la corrupción sigue teniendo un papel importante.

Está además, cargada de intriga y de emociones, y todo ello en su conjunto (ayudado de una nostálgica o intrigante música de Pablo Trujillo y Vanessa Garde) nos permite disfrutar de una más que interesante película, una estupenda ópera prima y una excelente oportunidad de conocer a un cineasta que se perfila como una gran promesa de nuestro cine.



@sergio_roma

 

Visitada: 355 veces