CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Carmen y Lola

Poster

'Carmen y Lola de España tatatata'

06/09/2018 - Por Álvaro de Paz

(4/5)

Carmen y Lola
Director: Arantxa Echevarria
Intérpretes: Moreno Borja (Paco) / Rafaela León (Flor) / Zaira Morales (Lola) / Rosy Rodriguez (Carmen) / Carolina Yuste (Paqui)
Duración: 103 minutos
Sinopsis: Carmen es una adolescente gitana que vive en el extrarradio de Madrid. Al igual que otras gitanas, está destinada a vivir una vida que se repite generación tras generación: casarse y criar a tantos niños como sea posible. Pero un día [...]
Lea más en su ficha

Estreno 7 de Septiembre de 2018

CRÍTICA



Opera prima de Arantxa Echevarria que se estrenó en la quincena de realizadores de Cannes causando el revuelo y la atención de la prensa de aquí. Algo así como Verano 1993 de Carla Simón en la Berlinale.
Y bendito revuelo porque parece mentira que como siempre tengan que decirnos o más bien certificarnos fuera lo que es bueno o malo para entonces hacerle caso.


(Más imágenes en su galería)



(Algo así como si un australiano escribiera una crítica para el diario de Sidney sobre lo bueno que está el jamón serrano para que aquí lo empezáramos a tener en cuenta)

Echevarría nos mete dentro de un poblado gitano del extrarradio de Madrid.
Esos sitios donde los pallos no solemos/podemos entrar. Lugares marginales de nuestra sociedad tan cercanos como lejanos a nuestras prioridades o problemas del día. Esos lugares que solo centran tu atención por algún suceso macabro o alguna noticia oscura.

Tal es el caso que desconocemos profundamente una cultura y unas costumbres como en este caso las gitanas por la nula comunicación entre ambos lados. Es triste pero es así. Algo así como nos pasa con nuestra vecina Portugal de la cual desconocemos hasta como se llama su actual presidente. Cuando deberíamos ser primo hermanos o como mínimo familia lejana, pero familia de algún tipo en todo caso.

La cámara de esta cineasta se mete hasta dentro del todo.
Y es este arranque magnifico el que me tiene embobado en la pantalla hasta que la historia vira hacia donde imaginas va a ir.
Hasta ese primer gran contacto de las dos protagonistas mi atención es total observando ese día a día de mercadillo desde el otro lado de la moneda, no al que estamos acostumbrados. No somos el pallo que va a echar un ojo a las antigüedades del gitanico que nos dice: A un euro, a un euro, cariño, a un euro.
Ahora somos los que estamos vendiendo la fruta o los candelabros.
Madrugamos con ellos, comemos con ellos, sufrimos con ellos.

Y esa es su mayor baza por encima de la historia de estas dos luces en medio de una cultura ancestral. Es esta una historia ya contada que sigue los derroteros Shakesperianos con tintes de Romeo y Julieta que uno puede imaginar de antemano.

Los actores en su gran mayoría no profesionales aportan veracidad a cada cena, comida, casamiento, pedida o plano secuencia. La tensión de lo irremediable va decayendo hacia la última media hora donde se precipita todo el mogollón de cosas que pasan porque deben pasar. Y creo que precisamente sea este el talón de Aquiles de esta obra. Un final predecible y rápido que no deja madurar las consecuencias de los actos que están sucediendo ante nuestra mirada.

Me fascinan muchos diálogos, me fascina la pedida de mano, me hipnotizan las miradas de las dos protagonistas. En especial la actriz realmente protagonista de esta historia, la artista que pinta pájaros por los puentes, por las paredes y que quiere dedicarse a ser profesora. Clara candidata al Goya a mejor actriz revelación.

Al igual que su directora que parece tiene el camino preparado para un merecido Goya a mejor dirección novel por su riesgo y tesón para sacar esto adelante.

En definitiva estamos ante una peli fresca, arriesgada y que le viene a nuestro cine y a nuestra sociedad como agua de mayo. De obligado visionado en escuelas de toda España y en estos famosos debates de tertulianos donde si en vez de tragar basura “sálvame deluxe” nos dedicáramos a educar con este tipo de cine seríamos el país tan grande que podríamos ser.

Especial atención a como se mueve la cámara en el baile de las dos protagonistas cuando la pedida de mano de una de ellas. Puro cine de color, carnal, cine de verdad…

 

Visitada: 331 veces







Puntuación de los Usuarios

9

(1 votos/243 visitas) - Estadísticas >>