CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Hannah

Poster

'El silencioso dolor interior'

18/05/2018 - Por

(4/5)

Hannah
Director: Andrea Pallaoro
Intérpretes: Charlotte Rampling (Hannah) / André Wilms (Marido de Hannah) / Stéphanie Van Vyve (Elaine) / Simon Bisschop (Nicholas) / Jean-Michel Balthazar (Chris)
Duración: 95 minutos
Sinopsis: Hannah ha diseñado cuidadosamente una rutina que le permita esconderse de sí misma. Con anhelo, espera la llegada del cumpleaños de su nieto, mientras asiste a clases de teatro para aficionados, trabaja como limpiadora y va a la piscina. Una mañana, [...]
Lea más en su ficha

Estreno 18 de Mayo de 2018

CRÍTICA



Tras una serie de escenas rutinarias protagonizadas por una pareja de ancianos, de repente el marido ingresa en prisión y no sabemos por qué. A partir de ahí, todo el protagonismo de la historia recae en Hannah, en su soledad y en un profundo drama interior a raíz de ese suceso, y a partir de ahí se plantean numerosas cuestiones sobre su vida y sobre el pasado de la pareja.

El director italiano Andrea Pallaoro, del que previamente sólo conocíamos su ópera prima "Medea", nos plantea un relato cargado de silencios expectantes, en planos que parecen observar desde la distancia, sin molestar pero pendientes de averiguar algo más. Los datos se irán añadiendo a cuentagotas, muy sutilmente. Algunos aspectos de la vida de Hannah los sabremos, y otros, como el delito que a cometido su marido para entrar en la cárcel no los sabremos nunca, aunque eso sí, podremos intuirlo. No disponemos tampoco de muchos diálogos (no son necesarios), y sí de varios planos fijos que transmiten, que comunican, que en definitiva dialogan.


(Más imágenes en su galería)



Con todos estos detalles, la actriz Charlotte Rampling en el papel de Hannah, es la película misma. Una carga interpretativa espectacular y una maestría en los matices y en los momentos intensos al alcance de muy pocos. Desde un primer momento, Andrea Pallaoro, admirador desde siempre de la actriz, escribió el papel pensando en ella, y cuando logró que lo aceptase, volcó toda la película en ella, logrando un resultado extraordinario, una lección magistral de interpretación (con premio en Venecia incluido) y una intensa película donde se cuenta todo sin aventurar nada.

Las lágrimas que se contienen, que no se derraman abiertamente, desprenden una implosión sentimental que ahoga, que intima con lo más profundo del dolor hasta hermanarse y hacerse uno. Un dolor que mata, un dolor que destroza.

En esta película se pone el foco en varios asuntos íntimos y sociales. Se explora sobre los límites de una persona en soportar el rechazo social, de una segunda persona que aparentemente no ha cometido ningún delito, pero que se muestra firme en la lealtad hacia su pareja, con la que ha convivido tantos años. Se explora también sobre el relato social que supone la exclusión, la marginación, el rechazo. Y cómo se afronta desde un plano personal y familiar.

Demasiados estímulos narrativos que convierten “Hanna” en una magnífica película con la que disfrutar, sufrir y reflexionar. Y todo, desde una íntima y deliciosa empatía.

 

Visitada: 437 veces







Puntuación de los Usuarios

0

(0 votos/289 visitas) - Estadísticas >>