CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Roman J. Israel, Esq.

Poster

'Los oscuros hilos de la justicia'

04/05/2018 - Por

(1/5)

Roman J. Israel, Esq.
Director: Dan Gilroy
Intérpretes: Colin Farrell [I] (George Pierce) / Denzel Washington (Roman J. Israel) / Carmen Ejogo (Maya Alston) / Shelley Hennig (Olivia) / Nazneen Contractor (Melina Nassour) / Pej Vahdat (Abbas) / Tony Plana (Jesse Salinas) / Joseph David-Jones (Marcus Jones) / Brittany Ishibashi (Beth) / Amanda Warren (Lynn Jackson) / James Paxton (Henry) / DeRon Horton (Derrell Edelbee) / Andrew Tinpo Lee (James Lee) / Annie Sertich (Kate Becker) / Tayla Schaffner (Peatón) / Lynda Gravatt (Vernita Wells) / Hugo Armstrong (Fritz Molinar)
Duración: 129 minutos
Sinopsis: Roman Israel es un abogado de defensa idealista que, a través de una tumultuosa serie de acontecimientos, se encuentra en una crisis que conduce a una acción extrema. [...]
Lea más en su ficha

Estreno 4 de Mayo de 2018

CRÍTICA



No es habitual que una especie de biopic no trate sobre ningún personaje real y sea un personaje ficticio. Quizás, y entre otras cosas, esta sea la causa de que el personaje no contenga la fuerza suficiente como para llevar por sí mismo el peso de la película, aunque esto por sí mismo, no debiera ser un obstáculo en vista de otros resultados brillantes sobre este mismo subgénero.

El personaje en cuestión es como el mismo título de la película Roman J. Israel y personaliza el abogado fuera de los focos, a la sombra, pero con una función importante en el bufete en el que trabaja y del que además es socio. Roman posee una serie de facultades que no se dan a conocer hasta que su socio cae enfermo y tiene que hacerse cargo del despacho. A la vez que las citadas y extraordinarias facultades, también se dejarán ver sus excentricidades, por lo que la relación de Roman con el ambiente laboral legal se verán salpicadas por continuos roces morales y burocráticos.

En el fondo, el asunto principal es el sistema judicial y todo el engranaje (a veces interesado y sucio) que conlleva. Roman representa los valores morales, y otro abogado, George Pierce (interpretado por Colin Farrell) representa el ala contraria, la falta de valores en el sistema judicial, el puro interés económico.


(Más imágenes en su galería)



En este contexto, la película resulta insulsa en muchos momentos. Si bien, esta trama maral contiene algo de interés, lo poco trabajado que está el guión, la poca credibilidad que presentan muchas de las decisiones o maneras de actuar de Roman y lo sencillo de las subtramas nos dejan un sabor demasiado descafeinado de una película que debiera como mínimo emocionar.

Aunque Denzel Washington hace un estupendo trabajo, el personaje está tan débilmente elaborado que poco puede hacer para que en algún momento se le aprecie algo del poder de convicción de debiera tener desde un principio. Por otro lado, su vida personal, en la que la tentación le sobrevuela en un tramo de la película, no resulta verosímil en sus aspectos fundamentales y siempre se deja llevar por la inercia de los acontecimientos que casi siempre arrastra una gran carga de dramatismo ahogado. Tampoco la relación sentimental con Maya (Carmen Ejogo) funciona como debiera y sólo deja un poso de simpatía y algún momento ligeramente divertido.

La película es por tanto una historia fallida sobre un tema que siempre resulta interesante y sobre el que queriendo entrar en profundidad se ha perdido en las tentaciones de la superficie, dando como resultado una película que no pasa de meramente interesante con un aspecto técnico aceptable.

Se esperaba bastante del director Dan Gilroy tras su atractiva Nightcrawler, pero no ha sabido mantener el listón de ese pequeño nivel que le mantenía en un punto de interés como cineasta creativo, y del que habrá que esperar otra oportunidad para comprobar su verdadero talento.



@sergio_roma

 

Visitada: 387 veces







Puntuación de los Usuarios

5.49

(4 votos/875 visitas) - Estadísticas >>