CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Campeones (2018)

Poster

'Espíritu deportivo'

04/04/2018 - Por Sergio Roma

(2/5)

Campeones (2018)
Director: Javier Fesser
Intérpretes: Javier Gutiérrez (Marco) / Itziar Castro / Luisa Gavasa (Amparo) / Daniel Freire (Carrascosa) / Juan Margallo (Julio) / Athenea Mata (Sonia)
Duración: 100 minutos
Sinopsis: Marco es un entrenador profesional de baloncesto que se ve, en medio de una crisis personal, entrenando a un equipo compuesto por personas con discapacidad intelectual. Lo que comienza como un castigo se acaba convirtiendo en una lección de vida. [...]
Lea más en su ficha

Estreno 6 de Abril de 2018

CRÍTICA



Cuando en el año 2008 Javier Fesser estrenaba el drama Camino (2008), rompía un poco con los esquemas de su propio cine y sorprendía tratando un tema muy complicado, con un tacto y una sensibilidad muy especial. Una película llena de magia y compromiso. Diez años después, y algún Mortadelo mediante, nos llega otro proyecto innovador, alejado en cierto sentido de esa deliciosa comedia absurda que tan bien domina y nuevamente se lanza al vacío con una película completamente diferente a lo que había hecho anteriormente.
Y es que anteriormente, tenemos muchos (y brillantes) cortometrajes, y un puñado de películas que por alguna razón u otra forman ya parte de la historia de nuestro cine. El Milagro de P. Tinto rompió completamente con los esquemas de la comedia española y la revolucionó, con una película directa, divertida y con un sello muy personal. Con esta garantía, se atrevió a trasladar al mundo del cine las famosas viñetas de Ibáñez con La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón con gran acierto y con gran dominio de la técnica visual. Sin acomodarse en la comedia personal y de éxito, se atrevió con la ya mencionada Camino (2008) que le trajo la confirmación de gran cineasta en forma de premio Goya, y tras realizar la estupenda película de animación de Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo, nos llega cuatro años después, ahora un relato fascinante sobre el mundo de la discapacidad intelectual y sus anónimos protagonistas.

Marco Montes es el segundo entrenador del equipo madrileño del Estudiantes. Por circunstancias de la vida (y alguna copa de más), pierde su trabajo, su carnet de conducir y es obligado a realizar labores sociales si no quiere acabar entre rejas. El destino le lleva a entrenar a un equipo de baloncesto un poco especial, formado por personas con discapacidad mental. El ego y la soberbia de Marco se pondrá a prueba en un mundo donde deben primar por encima de todo la humildad, la paciencia y sobre todo el cariño, características que Marco parece no poseer. Por tanto, el eje de la película lo encontraremos en la posible redención de una personalidad muy egoísta y soberbia puesta a prueba en un mundo singularmente complicado.


(Más imágenes en su galería)



El argumento, a priori, se presenta muy convencional e incluso previsible, por lo que la historia en sí va poco a poco careciendo de interés en favor de las situaciones que se van creando, que por pequeñas que sean adquieren cierta importancia. No cabe duda que el trabajo de interpretación es lo más valioso de esta película, un trabajo con actores no profesionales y con una generosidad enorme por parte del actor Javier Gutiérrez (con un tema que le toca de cerca), en un trabajo, una vez más, sobresaliente. Esta magnífica dirección de actores hace que los personajes sean lo más importante de la película, sus personalidades, sus problemas y sobre todo su particular mundo se presentan al espectador como una oportunidad de acercase a unas vidas no siempre conocidas y no siempre valoradas o apreciadas.

El entrenamiento del equipo tendrá como fin la participación en el Campeonato Nacional, y lo que ocurre mientras tanto es donde Fesser se centrará para abordar esta comedia. En este sentido, es aspecto deportivo es muy clásico, casi al estilo americano, aunque adquiere algo de emoción en el tramo final, pero en líneas generales no resulta relevante, más allá del objetivo en sí, que es la creación de un equipo y la convivencia de los miembros.

El conjunto de la película es tierna, melodramática y con inevitables momentos de humor protagonizados por los miembros del equipo y por su entrenador. Quizás se eche en falta un poco más de riesgo a la hora de afrontar desde una perspectiva social el problema de la discapacidad (como vimos en Yo, también), y aunque bien es cierto que hay un par de situaciones comprometidas, en general se quedan en la superficie, sin profundizar mucho más y sin confirmar la postulación hacia una crítica social más contundente.

Paralelamente a la formación del equipo de fútbol tenemos algunas pinceladas de la vida de Marcos, su relación sentimental, sus amistades, que resultan entretenidas, no perjudican la acción de la trama principal pero que se presentan muy flojas en cuanto a contenido y en cuanto a desarrollo dramático realista. Así, el personaje de la pareja de Marcos, Sonia, protagonizado por Athenea Mata, está muy desfigurado, y muy poco convincente a la hora de afrontar un tramo tan complicado como los problemas de pareja.

Por lo demás, estamos ante una película simpática, amable, divertida, con ese trasfondo social que la hace casi imprescindible como retrato realista de una parte de nuestra sociedad, y con esa carga emocional que la hace muy entretenida y familiar.




@sergio_roma

 

Visitada: 647 veces







Puntuación de los Usuarios

7.34

(6 votos/678 visitas) - Estadísticas >>