CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Renacido (The Revenant)

Poster

'Supervivencia y venganza'

04/02/2016 - Por Sergio Roma

(3/5)

El Renacido (The Revenant)
Director: Alejandro González Iñárritu
Intérpretes: Leonardo DiCaprio (Hugh Glass) / Tom Hardy (John Fitzgerald) / Will Poulter (Jim Bridger) / Domhnall Gleeson (Andrew Henry) / Forrest Goodluck (Halcón) / Paul Anderson (Anderson) / Lukas Haas (Jones) / Brendan Fletcher (Fryman) / Brad Carter (Johnnie) / Kristoffer Joner (Murphy) / Joshua Burge (Stubby Bill) / Robert Moloney (Dave Chapman) / Fabrice Adde (Toussaint) / McCaleb Burnett (Beckett) / Kory Grim (Trampero) / Christopher Rosamond (Boone) / Vincent Leclerc (Trampero francés) / Duane Howard (Elk Dog)
Duración: 151 minutos
Sinopsis: El campamento de una partida de tramperos, situado en una remota región agreste, es atacado por una gran fuerza de nativos americanos, lo cual les obliga a emprender una apresurada huida en busca del fuerte más próximo. Durante el trayecto de [...]
Lea más en su ficha

Estreno 5 de Febrero de 2016

Tras la ruptura (no precisamente amistosa) del cineasta Alejandro González Iñárritu con su fiel guionista Guillermo Arriaga, había muchas incertidumbres sobre cómo sería el devenir cinematográfico de cada uno de ellos y cuál echaría más en falta al otro. Las tres espléndidas películas (Amores Perros, 21 Gramos y Babel) que conforman la llamada "Trilogía de la Muerte", habían dejado una sensación completamente fundada de un cine profundamente humano en un marco social determinado y de una fascinante sensibilidad.
Tras el paso de los años, ya podemos sacar las primeras conclusiones y observar que si bien Arriaga ha mantenido una línea continuista en su paso de guionista a director de cine desde su comienzo con la película Lejos de la tierra quemada, Iñárritu ha optado por otorgarle un componente más abierto a su cine incidiendo en el humanismo universal, pero aportando elementos que bien podrían enlazarse con el realismo mágico de aquellas maravillosas novelas latinoamericanas. En este sentido Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)supuso la cumbre, y El Renacido (The Revenant) se presenta como un intento de continuar avanzando, que si bien no es del todo errado, sí se podría decir que adolece de ciertos vicios que le alejan de la brillantez de años pasados.

Para esta extenuante película, Iñárritu ha optado por una historia real, la del cazador de pieles Hugh Glass, en el año 1823, que tras ser atacado por un oso y quedarse medio muerto, intenta recorrer más de 300 km para llegar al Fuerte Kiowa, lo más cercano a la civilización y por tanto a su posible salvación. Poco se sabe (documentalmente) de esta historia, y si bien Iñarritu se ha basado en la novela homónima de Michael Punke, tanto él mismo como Mark L. Smith se han encargado de adaptarla para el cine permitiéndose ciertas licencias muy convencionales. En un intento de reinvención del western y a su vez de reinvención de la propia historia de los Estados Unidos, Iñárritu disfruta con el planteamiento de la historia y la transforma a su antojo a las conveniencias del cine menos exigente, centrándose más en los acontecimientos que se van sucediendo y confiando su éxito en la fotografía y en el trabajo de Leonardo DiCaprio.

Tras el contundente éxito de Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia), especialmente en el plano formal vuelve a contar con Emmanuel Lubezki para la fotografía, y ya desde el comienzo, desde la segunda escena, donde los americanos son atacados por una tribu india, Luzbeki deja su impronta y sello personal, en una excelente escena donde con largos planos secuencia marca de la casa, nos introduce de lleno en la batalla realzando acertadamente dos componentes: la lucha y el sufrimiento. Tras este aperitivo, la película contará en todo momento con la precisión de una composición íntima, certera, muy ligada a el efecto que se pretende crear: la representación del dolor. Para ello emplea por primera vez en el cine, la cámara Arri Alexa 65, que le permite una gran flexibilidad en los movimientos y un sincero mimetismo con la pequeñez del ser humano respecto a la naturaleza, pero por otro lado la grandeza de sus valores y de su constancia. Esta sensación nos acompañará toda la película, y será sin duda alguna la pieza fundamental para poder entender (o no) la sensaciones de Hugh Glass.


(Más imágenes en su galería)




Un personaje bien interpretado por Leonardo Di Caprio, que si bien es difícil valorar el trabajo en el plano estrictamente artístico (donde su talento es aún un tema de controversia), es indudable que realiza un extraordinario trabajo ligado a la producción de la película, donde se intuye una generosidad y una profesionalidad digna de ser tenida en cuenta. Cuesta pensar qué se le pasa por la cabeza a un actor de su renombre para aceptar un papel de este tipo una vez leído el guión y las condiciones de trabajo, pero es más que probable que las motivaciones de DiCaprio para aceptarlo tengan mucho que ver con el reto que suponen las mismas condiciones extremas, el hecho de ser un personaje con pocos diálogos y también su compromiso con el medio ambiente. En cualquiera de los casos y visto el resultado, no cabe duda que sale reforzado en todos los aspectos, incluido en la posibilidad tan ansiada de llevarse el Oscar por este papel.

En no pocos aspectos, la historia de El Renacido (The Revenant) nos recordará al magnífico Akira Kurosawa de Dersu Uzala o a algunas películas de largos silencios de Andrei Tarkovsky (por el que Iñárritu siente devoción), pero es sobre todo en los aspectos más espirituales y ligados a la familia, donde Iñárritu toma más claramente como referencia a Terrence Malick y adopta una postura más íntima para buscar un resultado que le de un necesario respiro a la épica, y temple las frías aguas por las que la historia transcurre salvajemente. El resultado de esto es discutible, aunque nos regale momentos de buen nivel emocional.

El hecho de la que película esté rodada de manera cronológica y en espacios naturales hacen que la experiencia haya debido resultar agotadora para todo el equipo, especialmente en la dirección, pero permiten también que la película contenga esa autenticidad necesaria que nunca se ve alterada por la “magia” digital del cine y siempre nos permitirá contemplar la naturaleza desde un plano de respeto y cierto temor, donde los elementos mandan y casi siempre doblegan y donde tan sólo el ímpetu y la constancia permitirán poder mirar a esa naturaleza cara a cara.

En este sentido podremos contemplar magníficos planos de paisajes y podremos disfrutar con un reencuentro natural dentro de un mundo ya ampliamente digitalizado en el que nos movemos habitualmente. Los silencios y la naturaleza como protagonistas de una historia humana y el realismo como arma fundamental para mantener la historia viva, con la cámara siempre permitiéndonos ser parte activa de una película de sensaciones.

Destacando por tanto el aspecto formal, ayudado por la fotografía de Luzbeki y por la música de Ryuichi Sakamoto, Iñárritu no se olvida del aspecto filosófico y moral, pero sí le da menos importancia, y se deja arrastrar por los planteamientos más convencionales. En esta materia, las relaciones paterno filiales (imprescindibles en todo su cine) los valores humanos tan descaradamente posicionados en todos los personajes, y la venganza como motor imprescindible y casi único para continuar adelante, hacen que el relato pierda algunos enteros y se deje querer por los aspectos más comerciales del cine norteamericano, y donde la dualidad humanismo-capitalismo, o supervivencia-venganza se presentan de manera menos ambiciosa a pesar de su complejidad.

Con todo, no cabe duda del extraordinario trabajo de Iñarritu, y de la amplitud de su proyecto, tan sólo un año después de haber triunfado con Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia), lo que nos confirma que estamos ante un cineasta con una gran motivación y con muchas ganas de seguir creciendo, aunque éste concretamente, no se trate estrictamente de un gran paso adelante en ese riguroso trayecto.





sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

 

Visitada: 2047 veces


Comenta esta Crítica

Comentarios (11)

23:35 - 05/02/2016

Zibergazte

Coincido con el analisis en parte pero no con la nota.. 4/5 bastante más justo que 3/5...

01:50 - 06/02/2016

Miniviciao@

3 estrellas para Carol, 3 estrellas para el Renacido [facepalm]
XD

17:00 - 06/02/2016

Quentin

Carol no la he visto, pero sería exagerado dar 4 estrellas a The Revenant

17:21 - 06/02/2016

Miniviciao@

Quentin escribió:Carol no la he visto, pero sería exagerado dar 4 estrellas a The Revenant

Si exageradisimo...., es un pelicula impresionante, vamos me parece una osada que baje del 8 o las 4 estrellas.

23:04 - 06/02/2016

RADIOMANHEAD

Para gustos colores, a mi me pareció cojonuda, un 4/5 sería mi nota para ella.

08:38 - 08/02/2016

arandano

El guión es muy normalito, pero se compensa con creces con la dirección magistral, la fotografía sublime y otras muchas cualidades que tiene. Esta película explota al máximo las "sensaciones" que te puede producir estar en una sala de cine. Y ojo, es muy impotante lo de la sala de cine, esta película en casa no se disfrutaría de la misma manera.

Estoy de acuerdo en que le falta alguna estrellita.

23:11 - 08/02/2016

Quentin

Si sólo se tratase del aspecto puramente formal, 'Avatar' y 'Gravity' serían obras maestras del cine, y evidentemente están a años luz de serlo. Lo mismo ocurre con esta película; el aspecto formal es sobresaliente, la manera de Lubezki de aprovechar la luz natural, los paisajes y la cámara es muy destacable, pero más allá de esto hay poco más, muy poco. Todo esto, esconde y nos distrae de un guión infantil y un desarrollo muy simple de la historia.

En todo caso está más cerca de la segunda estrella que de la cuarta, sin duda alguna.

00:10 - 09/02/2016

caren103

Cuando la vea comprobaré cuánto coincido con la crítica.

Pero desde luego la mención de que el talento de DiCaprio aún sea tema de controversia... han pasado ya muchos años desde Titanic y a mi parecer el talento de DiCaprio está más que demostradísimo (y ahí tengo siempre en la memoria "El aviador", entre otras).

01:14 - 09/02/2016

Damned Martian

Quentin escribió:'Gravity' serían obras maestras del cine, y evidentemente están a años luz de serlo

Imagen


Ver el resto de comentarios sobre esta noticia