CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Puente de los espías

Poster

'Autor, autor'

30/11/2015 - Por Álvaro de Paz

(3/5)

El Puente de los espías
Director: Steven Spielberg
Intérpretes: Tom Hanks (James Donovan) / Amy Ryan (Mary Donovan) / Alan Alda (Thomas Watters) / Mark Rylance (Rudolf Abel) / Billy Magnussen (Doug Forrester) / Austin Stowell (Francis Gary Powers) / Eve Hewson (Carol Donovan) / Domenick Lombardozzi (Agente blasco) / Sebastian Koch (Wolfgang Vogel) / Michael Gaston (Williams) / Marko Caka (Reportero) / Joshua Harto (Bates) / Stephen Kunken (William Tompkins) / Peter McRobbie (Allen Dulles) / Haley Rawson (Profesora) / Victor Verhaeghe (Gamber)
Duración: 141 minutos
Sinopsis: Cuenta la historia de James Donovan, un abogado de Brooklyn que se ve súbitamente inmerso en las entrañas de la Guerra Fría cuando la CIA le envía con el encargo casi imposible de negociar la liberación de un piloto de un [...]
Lea más en su ficha

Estreno 4 de Diciembre de 2015

CRÍTICA



No voy a presentar a estas alturas al director de esta película. El Sr Steven Spielberg es el Billy Wilder del cine de entretenimiento para todos los públicos. Puede hacer que el mundo entero tenga miedo por un tiburón, que nos creamos que se pueden resucitar dinosaurios o hacernos llorar viendo a un extraterrestre volar en una bicicleta.


(Más imágenes en su galería)



Es un mago, un genio, un visionario y un formidable narrador de historias. Su montaje de La Lista de Schindler (para mi su película más redonda en todos los sentidos en los que está concebido hacer cine) su reinvención del cine en el año 1975 con su “Jaws” Mandíbulas aquí conocida como Tiburón. Cambió todo. Para bien y para mal. Los estudios vieron un filón donde meter sus manazas para quitar poder al cine de autor y así poder amasar sumas ingentes de dinero que hasta la fecha ni habían soñado. Adiós a los grandes presupuestos para historias íntimas. Bienvenido el mundo de la pasta por la pasta. Ese tiburón sin quererlo se empezó a cargar parte de la industria que en esa década, la segunda edad dorada del cine, brillaba por su enorme calidad artística.

Aquí se rodea de enormes profesionales de la industria. Se deja guiar de nuevo por su fotógrafo habitual, el siempre hábil Janusz Kaminski, complemento ideal del cineasta, con música del gran Thomas Newman y guión de Los Coen; si, los hermanos Coen. El Rey Midas de Hollywood ensambla una película impecable técnicamente. Tan impecable que el torrente de emociones que títulos serios de su filmografía sobre otros conflictos bélicos como el desembarco de Normandia o el holocausto nazi están años luz de esta en el apartado de sobrecoger al espectador en su butaca.

A la edad que tiene este hombre no le quedan por desgracia para el mundo tantas películas por hacer, con tanta experiencia acumulada y pudiendo rodar literalmente lo que le de la gana no puede filmar una cosa seria y quedarse solo en un producto impecable como éste, más cerca de una pieza de museo que de algo que sangre como sus grandes obras.

Tom Hanks es el James Stewart y Spielberg su Frank Capra. Juntos hacen buen tándem menos en títulos menores como La Terminal o Atrápame si Puedes. Para mi el mejor papel de la carrera de Hanks es el del capitán John Miller que debe poner a salvo al soldado James Ryan. Aquí dota a su personaje de esa humanidad casi angelical como su Michael Sullivan de Camino a la perdición y con el carisma que siempre llevan intrínseco todos sus personajes llena los huecos que faltan y cierra un producto apto para todos los públicos. Ese público que tanto le gusta al señor Spielberg y a las majors Yankees. Esta es su arma de doble filo, donde radica todo su éxito y su error. Película para verla mi abuela, mi prima de 18 años o yo. Película para todos. ¡Vivan las palomitas!

¿Y el autor? …

 

Visitada: 1099 veces