CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Marte (The Martian)

Poster

'Robinson Crusoe en Marte'

15/10/2015 - Por Sergio Roma

(3/5)

Marte (The Martian)
Director: Ridley Scott
Intérpretes: Matt Damon (Mark Watney) / Jessica Chastain (Melissa Lewis) / Michael Peña (Rick Martinez) / Kate Mara (Beth Johanssen) / Chiwetel Ejiofor (Venkat Kapoor) / Sean Bean (Mitch Henderson) / Kristen Wiig (Annie Montrose) / Mackenzie Davis (Mindy Park) / Jeff Daniels (Teddy Sanders) / Donald Glover (Rich Purnell) / Sebastian Stan (Chris Beck) / Aksel Hennie (Alex Vogel) / Nick Mohammed (Tim Grimes)
Duración: 141 minutos
Sinopsis: Durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney es dado por muerto tras una feroz tormenta y es abandonado por su tripulación. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el planeta hostil. Con suministros escasos, [...]
Lea más en su ficha

Estreno 16 de Octubre de 2015

CRÍTICA



Anteriormente y de manera más o menos reciente Brian De Palma y Ruairi Robinson en las películas Misión a Marte y Los Últimos días en Marte respectivamente, ya habían realizado sendas expediciones al planeta rojo con resultados fallidos en ambos casos por motivos diferentes, pero obvios. En esta ocasión, un cineasta ampliamente contrastado y especialista en este tipo de cine como es Ridley Scott ha sido más inteligente y ha optado por una película donde prima la espectacularidad sin necesidad de recurrir a seres de otras galaxias, el recurso más fácil en este tipo de cine de ciencia ficción. Scott apuesta por la acción, la emoción, el suspense e incluso el humor, y en todos estos aspectos acierta de manera contundente.

La película nos sitúa de inmediatamente en el centro de una misión tripulada en el mismo planeta de Marte, donde todo parece en calma. Tras una breve presentación de los astronautas protagonistas, una espectacular tormenta obligará a la misión a volver inmediatamente a la Tierra a pesar de tener que dejar en Marte a Mark Watney, con la casi certeza de estar muerto a causa de los daños de la imprevista tormenta. A pesar de que todo indicaba esto, dado los daños sufridos en su traje, Mark se despierta consciente, completamente solo en un planeta casi desconocido, y con la incertidumbre de qué le deparará el futuro. Inmediatamente comenzará a relatar en una especie de diario visual sus primeras experiencias que servirán para situarnos:
“Así que esta es la situación. Estoy atrapado en Marte. No tengo forma de comunicarme con la Hermes ni con la Tierra. Todos piensan que estoy muerto. Estoy en un Hab diseñado para durar treinta días. Si el oxigenador se rompe me afixiaré. Si el purificador de agua se rompe, moriré de sed. Si el Hab pierde estanqueidad, más o menos explotaré. Si no ocurre ninguna de esas cosas finalmente me quedaré sin comida y moriré de hambre. Así que sí. Estoy jodido”



(Más imágenes en su galería)




A pesar de estas perspectivas nada halagüeñas aunque completamente reales, Mark Watney, con un afán desmedido de supervivencia se las irá ingeniando (en base principalmente a sus conocimientos de botánica, química, etc) para ir salvando todos esos obstáculos e incluso intentar una comunicación que se antoja imprescindible con la Tierra.
A partir de aquí comienza una aventura de este “Robinson Crusoe” marciano que irá creciendo en interés conforme vayan sucediéndose los acontecimientos, favorables o no en torno a Watney.

Drew Goddard (Guerra Mundial Z) elabora el guión a partir de la novela homónima de Andy Weir, una novela estructurada en capítulos a modo de diario y que la película intenta mantener en esencia para sostener el espíritu de supervivencia que la historia tiene que poseer en todo momento para que no baje el tono. Y no lo baja en ningún momento, en una historia narrada con oficio y con los ingredientes justos y perfectos de acción y suspense hasta las últimas secuencias. En este sentido es evidente que todo el protagonismo (y responsabilidad) recae en el actor Matt Damon como no podía ser de otra forma, en un trabajo complicado y que lo solventa con mucha profesionalidad y acierto aún en los momentos más difíciles.

Con todo esto, Ridley Scott no se complica en absoluto la vida y nos ofrece lo que mejor sabe: cine espectacular, donde no tiene apenas cabida ninguna introspección personal o la reflexión metafísica que nos proponía Christopher Nolan en Interstellar. Apenas conocemos ni conoceremos nada de la vida de Mark Watney , como tampoco del resto de personajes secundarios (donde destaca Jessica Chastain) más que apenas pinceladas breves para componer un efímero retrato global del que no se quiere acentuar apenas ningún elemento para no desviar la atención de lo verdaderamente importante: la aventura de Mark Watney en Marte.

Esto evidentemente le resta enteros a la obra en su concepción puramente artística, pero el enfoque directo le hace por otro lado ganar en cuanto a la espectacularidad permitiendo que la película se mantenga firme en su inequívoco planteamiento de entretener y de fascinar.

Con estas premisas no es de extrañar que nos encontremos con momentos cómicos e incluso absurdos y con una música que lejos de querernos exponer el silencio del espacio se presente ora irreverente ora frívola (con temas de Abba, Donna Summer, David Bowie y como no el "I will survive" de Gloria Gaynor) en un intento de establecer un clima alejado de la seriedad que de por sí nos imponen las expediciones espaciales, participando de un optimismo que se mantiene en toda la película tanto en la propia soledad del astronauta como en lo que va aconteciendo en la Tierra, incluidas las relaciones internacionales (aquí tampoco encontramos ganas de complicarse mucho la vida) entre USA y China.

Una película por tanto para el pleno disfrute, sin apenas complicaciones, y con la certera mano en la dirección de uno de los cineastas más activos y con una de las filmografías más interesantes como es Ridley Scott.




sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

 

Visitada: 1224 veces







Puntuación de los Usuarios

7.25

(122 votos/5299 visitas) - Estadísticas >>