CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Memento

Poster

'Impresionante cine negro de altísima calidad'

28/03/2004 - Por Hollis Brown

(4/5)

Leonard Selby (impresionante Guy Pierce) es un antiguo investigador de seguros, que debido a un golpe recibido en una pelea mientras intentaba evitar el asesinato de su mujer, no consigue generar nuevos recuerdos más allá de unos pocos minutos que luego se desvanecen irremediablemente. Ayudado de una Polaroid y los tatuajes que él mismo se dibuja, tratará de descubrir al asesino de su esposa.

Este es, a grandes rasgos, el argumento de Memento; sin duda, uno de los ejercicios de cine más absorbentes y atrevidos de los últimos años, y una auténtica delicia para (casi) cualquier paladar, como demuestra el hecho de haberse convertido ya, en film de culto para muchísima gente entre los cuales, por supuesto, me incluyo. La cuestión es, ¿qué tiene Memento para producirnos esta fascinación? La respuesta más rápida sería “todo”, ya que según mi opinión nos encontramos aquí ante uno de los escasísimos casos en los que resulta muy difícil encontrar manchas o detalles que no funcionen dentro del conjunto de la película.

La cinta de Nolan te atrapa desde la primera escena gracias a su milimétrica dosificación de la información y su estupenda concepción visual. La calidad del montaje apabulla, contándonos la historia de una manera casi lineal, pero desarrollándola no hacia delante en el tiempo, sino hacia atrás en pequeños fragmentos de cinco o diez minutos, haciéndola aun así perfectamente comprensible (siempre que estés atento y no tengas que ir al baño, claro), y dejando al final los hilos bien atados.

Sin embargo, lo que más sorprende de la película no es la vuelta de tuerca a la estructura narrativa en sí; es el hecho de que esa vuelta de tuerca no responde a un mero ejercicio de virtuosismo, o a un pretendido carácter innovador, sino a una adaptación perfecta de la forma al fondo llevada a sus últimas consecuencias. Así, tras su visionado nos damos cuenta de que la historia no podría haber sido contada de otra manera, que la inversión temporal es la mejor manera de que te identifiques plenamente con el protagonista, de que compartas su experiencia, de que también te veas forzado a reescribir tus impresiones, a olvidar lo que te han contado antes a medida que vas recibiendo cada nueva información.

Pero los méritos de la película no se quedan ahí. Detrás de su apariencia de thriller atípico, Memento es, sobre todo, un lúcido análisis sobre la subjetividad y la manipulación de la memoria, sobre la necesidad que todos tenemos de engañarnos para seguir adelante. Porque en el fondo, todos somos un poco Leonard Selby.

En resumen, impresionante cine negro de altísima calidad, cuyo único posible defecto es ser, quizá, demasiado exigente con la inteligencia del espectador. Algo a lo que, desgraciadamente, no estamos muy acostumbrados.

 

Visitada: 5425 veces







Puntuación de los Usuarios

8.41

(627 votos/36227 visitas) - Estadísticas >>