CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Lost in Translation

Poster

'Recomendable'

11/02/2004 - Por delbruck

(4/5)

Dirección: Sofia Coppola
Producción: Sofia Coppola, Ross Katz
Guión: Sofia Coppola
Intérpretes: Scarlett Johansson (Charlotte), Bill Murray (Bob Harris), Akiko Takeshita (Kawasaki), Ryuichiro Baba (Conserje), Kazuyoshi Minamimagoe (Periodista), Giovanni Ribisi (John), Anna Faris (Kelly)


Estreno 13 de Febrero 2004


Sinopsis



Bob Harris y Charlotte son dos americanos en Tokyo. Bob es una estrella de cine que ha venido a rodar un anuncio de whisky y Charlotte ha venido a acompañar a su marido, un fotógrafo adicto al trabajo. Insomnes, Bob y Charlotte se cruzan una noche en el bar de su lujoso hotel. De este encuentro casual surge una sorprendente amistad. Charlotte y Bob vagan por Tokyo, tienen divertidos encuentros con sus habitantes y acaban profesando una nueva fe en las posibilidades de la vida.





Crítica



Lost in translation o perdidos en Tokyo. Porque eso es lo que ocurre en la película de Sofia Coppola, que los dos protagonistas están perdidos en Tokyo, pero perdidos en el más amplio sentido de la palabra. Cuando he dicho que la película es de Sofia Coppola es porque es de ella, en todos los aspectos salvo quizás en la fotografía de Lance Acord. ¿Por qué digo esto?, pues porque Sofia dirige, produce, escribe, vamos lo hace todo y todo bien.

Muchos dirán que Lost in translation es la típica historia romántica entre dos personas que se enamoran, girando todo el argumento sobre este hecho. Pero Lost in translation es mucho más, al menos en su primeros dos tercios de rodaje. Y ¿por qué es distinta y no es la típica comedia romántica? pues es sencillo y uno se da cuenta enseguida, el humor es muy bueno y Bill Murray de eso sabe mucho. Lejos de ser un humor de diálogos (que los tiene muy buenos), la cinta rebosa humor de situación. Son las situaciones en las que se ven envueltos los personajes las que provocan la risa. Y esto se consigue con la forma de rodar de la directora, pausada y centrándose en las interpretaciones de sus actores.




El Japón que vemos en Lost in translation es bastante real, aunque no idílico, porque Sofia Coppola conocedora y amante del país, como ella misma ha declarado, filma un Japón de dos caras, la cara amable, de la profunda cultura, la tradición, la paz y los paisajes, y la cara más occidental, más histérica, de luces de neón, colores chillones, jpop, pachinko y karaoke. Es posible que alguien piense que en ocasiones se busca el humor basado en ridiculizar la cultura japonesa, pero lo que hace el guión es narrar situaciones ridículas vistas desde los ojos de dos personas de culturas distintas a la del país donde están. Es en este punto donde se producen escenas de gran comicidad, mal entendidos y conversaciones en idiomas distintos sin que ninguna de las partes entienda a la otra.

En este caos que es Tokyo, los dos protagonistas, Scarlett Johansson (Charlotte) y Bill Murray (Bob Harris) se enamoran, pero no se enamoran como pueden hacerlo dos adolescentes, se enamoran porque lo necesitan, porque los dos están perdidos y faltos de cariño. En puntos de la vida distintos, él en su madurez y ella recién casada en plena juventud, los dos son iguales, almas gemelas en un punto muerto. Toda esta historia se ve apoyada por las buenas actuaciones de una serie de actores japoneses que cumplen con nota. Decir para ser objetivo que el último tercio de película puede resultar algo melodramático, pero de alguna forma tenemos que llegar al desenlace final.

No puedo decir más, sólo que os recomiendo la película, que si podéis vayáis a verla. Seguro que si Sofia Coppola sigue por este camino nos dará muchos años de buen cine.

 

Visitada: 7365 veces