CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Mientras duermes

Poster

'No te fíes del portero'

24/10/2011 - Por Salvador Clemente

(4/5)

Mientras duermes
Director: Jaume Balagueró
Intérpretes: Luis Tosar (César) / Marta Etura (Clara) / Alberto San Juan (Marcos) / Petra Martínez (Verónica) / Iris Almeida (Úrsula) / Carlos Lasarte (Vecino del 4ºB) / Manel Dueso (Inspector de policía) / Pep Tosar (Padre de Úrsula) / Oriol Genís (Administrador) / Amparo Fernández (Señora de la limpieza) / Roger Morilla (Hijo de la señora de la limpieza) / Tony Corvillo (Policía informático)
Duración: 102 minutos
Sinopsis: César trabaja como conserje. Tal vez no es el mejor trabajo del mundo, pero de este modo puede conocer a todos los inquilinos del lugar. Desde su posición puede estudiar sus vidas, sus movimientos, sus hábitos, descubrir sus puntos débiles y [...]
Lea más en su ficha



CRÍTICA



LO MEJOR : Luis Tosar, nuevamente magnífico.
LO PEOR : La endeblez de algunos secundarios.

Cuando uno se molesta en hablar sobre cine con un ciudadano español medio (aquel que no es un gran entendido del séptimo arte y que lo consume únicamente como entretenimiento) se dará cuenta en seguida de la mala fama que este tiene en nuestro propio país. No entraré a fondo en este tema. Solo diré, a modo de introducción, que sería una pena que la última película del catalán Jaume Balagueró se viera perjudicada en la taquilla por este estúpido prejuicio. Pero además, y ahondando en el asunto, Mientras duermes es una magnífica arma para defender al cine patrio.


(Más imágenes en su galería)



La premisa de la que parte el film es sencilla: un portero llamado César (Luis Tosar) de una vieja finca del centro de la ciudad se dedica a espiar a sus vecinos. En especial a la chica guapa de la comunidad: Clara (Marta Etura), cuyo novio se encuentra fuera del país (Alberto San Juan). A partir de ahí, vamos conociendo la vida del portero y su amargura existencial.

A partir de ahí, Balagueró va tejiendo una tela de araña siguiendo las andanzas de César mientras este prepara su maquiavélico plan final y lo lleva a cabo con mayor o menor suerte. El punto fuerte de la cinta lo encontramos en su gran originalidad, algo que cuesta ver cada vez más en la gran pantalla. Esta originalidad viene dada, no tanto por el argumento, como por el punto de vista desde el que se narra la historia: la del antagonista. Después, y como no podría ser de otra forma, habría que destacar al dúo protagonista. Magnífica interpretación de ambos. Inquietante en su credibilidad Luis Tosar, radiante y encantadora Marta Etura (ansiosos estamos de verla en su próxima película: Eva (2011)). Por último, cabe hacer mención especial a un personaje secundario que en cada minuto del metraje en el que aparece es capaz de atraer la atención del espectador como un imán. Hablamos por su puesto de la niña que hace la vida imposible al pobre César, interpretada por la debutante Iris Almeida.

Dejemos, como apunte de una secuencia para disfrutar recreándose y sin perderse detalle, aquella en la que el personaje de Luis Tosar está a punto de ser descubierto con las manos en la masa por Clara y su novio, rodada con una maestría impecable y lejos de tópicos cinematográficos excesivamente inverosímiles.

Por poner alguna pega a la película, se podrá decir que la actuación de Alberto San Juan es algo floja, sobre todo comprada con la de sus compañeros y motivada tanto por la impericia del actor como por la poca profundidad del personaje. Algunos echaran en falta quizás algo más de carnaza en la cinta. Pero seguramente para huir de los clichés que tanto daño hacen a nuestro cine, tanto el director como el guionista Alberto Marini han preferido sugerir en lugar de mostrar, dejando así que sea el espectador y su mente los que imaginen lo que no se ve.

Por lo demás, nos encontramos ante una película de género para disfrutar y para ir dejando atrás los prejuicios contra nuestro cine. Algo que aunque por un lado algunos realizadores españoles se siguen empeñando en eternizar, (repitiendo temáticas hasta la saciedad, por ejemplo… y me ahorraré citar algún caso concreto de cierta película que se estrena próximamente); otros como Balagueró o Juan Carlos Fresnadillo (por citar dos películas españolas estrenadas recientemente), ayudan a erradicar generosamente.

 

Visitada: 1618 veces