CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - American Beauty

Poster

'Atrévete a verla'

07/10/2003 - Por

(4/5)

Remate al sueño americano

Algo huele a podrido en el país de las barras y estrellas, y es que tanta “libertad” nunca puede ser buena. American Beauty, nos adentra en un torbellino en el que se recogen las relaciones entre un hombre maduro y una jovencita en la época de Clinton, el consumo de drogas sin más, la homosexualidad en el estamento militar, la obsesión de lo que ocurre en casa del vecino (tan típica en la esta época posterior a la matanza en el instituto Columbine) y el gran amor que existe incluso en las familias mas combativas. Todo esto enlazado con la frescura de un director novel que va “camino” de ser uno de los grandes, este nos lleva de la mano a un viaje caleidoscópico por los barrios residenciales de los EE.UU. implicando una gran elocuencia visual.

Lo que Mendes muestra durante los 117 minutos de realidad, no es mas que una historia cualquiera de las aventuras y desventuras del prototipo de familia americana, en la que todo parece perfecto; casa grande, en la típica urbanización americana, buenos empleos-buenos sueldos... todo esto no es mas que una cortina de humo, tras la que se oculta la apatía de la monotonía, esa apatía que nos hace parecer estar muertos, que nos lleva a carecer de ilusiones y a encontrar en la masturbación nuestra única forma de evadirnos de la realidad. Esto hace que Lester “Spacey”, intente quebrar las cadenas que lo someten, en especial a la egocéntrica y superficial mujer “Bening”. Rotas las amarras, el protagonista navega tal como si de un adolescente se tratase “edad dorada” por la añorada época de sexo, drogas y Rock and Roll. Incitado por el suministro que le proporciona su vecino Ricky “Bentley” hijo del marine Frank Fitch “Chris Cooper”, sumado a las fantasías sexuales provocadas por una calenturienta Mena Suvari, lo arrastran a desboronar, como si fuera una torre de naipes el tan preciado American Dream.

Igual de natural que la historia son sus personajes, la fuerza que trasmiten y la química existente entre ellos es abrumadora, el don nadie Lester y la doña perfecta Carolyn junto con su impenetrable hija Jane forman un trío familiar de una ternura infinita, muy difícil de apreciar a simple vista. La interpretación de Spacey tiene el oscar más que merecido, sus gestos y movimiento transmiten una frescura infinita. Lo de Bening es toda una pena que Swank le robase el oscar... y Cooper! Este se sale del pellejo, desde mi punto de vista el mejor secundario de la meca del cine americano. Sin menospreciar las interpretaciones de sus jóvenes actores, el romance de Jane y Ricky rebosa química y la más que acomplejada “lolita” con su sorprendente confesión confeccionan uno de los repartos con mas conexión jamás visto en la gran pantalla.

Finalmente lo que podemos apreciar es toda una serie de historias de amor, de cómo nos quedamos atrapados en las jaulas que nosotros mismos nos vamos creando y cómo soñamos con la huida. Es una historia de soledad, es una historia de belleza, es divertida, es tormentosa, es triste......atrévete a ver.

 

Visitada: 4883 veces







Puntuación de los Usuarios

8.02

(554 votos/24242 visitas) - Estadísticas >>