CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




NOTICIAS de Cine

Un "Chevalier" para San Sebastián - SSIFF

- Por

0 Comentarios

El Festival de San Sebastián está de enhorabuena porque además de haber conseguido una buena edición, pese al COVID-19; el Festival ha sido valorado como el tercer acontecimiento cultural más importante de 2020, y su director, José Luís Rebordinos ha sido nombrado Chevalier de l’ordre des arts et des lettres (Caballero de la Orden de las Artes y de las Letras de la República Francesa).

Evento cultural del 2020

El Observatorio de la Cultura de la Fundación Contemporánea ha hecho públicos los resultados de su análisis del panorama cultural de España en 2020. El Observatorio de Cultura es un instrumento para tomar el pulso del sector, analizar tendencias, promover el debate e identificar carencias y oportunidades.

El tercer puesto del Festival Internacional de Cine de San Sebastián supone ascender una posición respecto al ranking del año pasado, que vuelve a estar encabezado por el Museo del Prado y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Un Chevalier en San Sebastián

La ministra de Cultura francesa, Roselyne Bachelot-Narquin, ha comunicado al director del Festival de San Sebastián su nombramiento como Chevalier de l’ordre des arts et des lettres (Caballero de la Orden de las Artes y de las Letras de la República Francesa) . Se trata de una distinción honorífica que desde 1957 otorga el Ministerio de Cultura de Francia, una de las principales condecoraciones entre las cuatro órdenes ministeriales de la República francesa.

La Ordre des Arts et des Lettres (Orden de las Artes y las Letras) recompensa a “las personas que se han distinguido por sus creaciones en el dominio artístico o literario o por la contribución que han aportado al esplendor de las artes y las letras en Francia y en el mundo”. Esta orden posee tres grados: caballero, oficial y comendador. El grado de caballero se concede a artistas, escritores o intelectuales con una trayectoria de al menos tres décadas.

La ministra de Cultura francesa subraya en su misiva “la contribución y compromiso” de José Luis Rebordinos “al servicio de la cultura”. Por su parte, Gautier Lekens, ministro consejero de la Embajada de Francia en España, le agradece haber contribuido “con sus acciones a la proyección de la cultura francesa”.

"Francia y su cultura han sido muy importantes para mí a lo largo de mi vida. Cuando era un adolescente, a mediados de los años 70, y España salía de la larga noche del fascismo y de la dictadura franquista, pude acceder a algunos autores literarios, como por ejemplo Henry Miller, gracias a los libros que compraba en el País Vasco Francés. Algunas de las películas de directores que me han marcado pude verlas por primera vez en la televisión francesa en versión original, subtituladas en francés: películas de Jean Renoir, Yasujirô Ozu, Ingmar Bergman, Carl Theodor Dreyer… Debido a mi trabajo durante años en Donostia Kultura y ahora como director del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, he tenido la suerte de conocer mucho más de cerca el cine francés, a quienes lo hacen y a quienes lo distribuyen por el mundo. Para mí y para el Festival, la cinematografía francesa es una de las más importantes del mundo. Quiero agradecer esta distinción con la que me siento muy honrado y reafirmar mi compromiso para intentar que el cine francés siga siendo un cine de referencia en nuestro país"

José Luis Rebordinos, director del Festival de San Sebastián



Balance del 68SSIFF


66.234 espectadoras y espectadores vieron 151 películas procedentes de 50 países en la 68 edición del Festival de San Sebastián, en el que se acreditaron 2.626 profesionales, entre ellos 689 periodistas de 376 medios de comunicación y 1.185 profesionales de la industria cinematográfica (de los que 487 participaron de forma online).

Pero, efectivamente, en 2020 el foco del Festival estaba en otro lugar. Como otras tantas empresas e instituciones culturales del entorno, ha vivido una edición determinada por la pandemia del COVID-19 y sus objetivos se concentraron en tres: que fuera una edición segura para todas y todos los que participaron en ella; proteger la esencia del concepto de Festival, es decir, que el mejor lugar para proyectar una película es una sala de cine; y, por último, conseguir una edición económicamente viable.

Además de no registrar contagios y atraer el interés de más de 1.000 profesionales de la industria cinematográfica o casi 700 periodistas de 376 medios de comunicación, el Festival ha operado cambios estructurales de los que ha salido airoso, y ha profundizado en su faceta online. Vistos el resultado y la acogida de las medidas, se plantea que algunas de estas novedades, como las localidades preasignadas o el carácter online y presencial a un mismo tiempo de las actividades dirigidas a la industria cinematográfica, se mantengan, también cuando el tiempo de la pandemia haya terminado. Existe una percepción general de que la celebración del Festival ha sido muy importante para la industria cinematográfica española en general, la vasca en particular, y también la internacional. Medios de todo el mundo han elogiado su programación y organización.

 

Fuente: CINeol | Visitada: 760 veces