CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Cazador (1978)

Poster

'El Cazador, más allá de la amistad'

22/04/2008 - Por

(5/5)

El Cazador, más allá de la amistad

No es esta una película sobre la guerra, sino sobre la amistad.

En 1968 cinco amigos trabajan en los altos hornos de Pennsylvania, en un pueblo de emigrantes Lituanos, al salir de la dura jornada laboral pasan su tiempo bebiendo cerveza y jugando al billar, aunque los mejores momentos sean cuando practican su pasatiempo favorito: cazar animales en las montañas; su tranquila rutina es perturbada cuando el diablo aparece en ese pueblo obrero en forma de guerra sinrazón para llevarles a lo más oscuro del averno y cambiar sus destinos para siempre.

Atendemos estupefactos como invitados a la boda más larga nunca filmada en la historia del cine de uno de los miembros de la pandilla, (esta escena ha hecho que muchas personas que contemplaban por primera vez este film apretaran el botón de stop y se perdieran lo que luego les esperaba) allí somos testigos presenciales de su poderosa amistad lo que invita a un momento de reflexión de porqué el hombre debe saborear al máximo los pocos momentos que la vida le brinda de felicidad junto a las personas que de verdad le quieren.

El horror que tantas veces repetía el general Kurtz de Apocalipsis now es la jugada que el destino tenia guardada a estas personas, el juego de la ruleta rusa al que son obligados a jugar entre ellos mismos por la guerrilla vietnamita representa la ruleta a la que nos enfrentamos cada día de nuestras vidas aunque no queramos ser conscientes de ello, la bajada a los infiernos de este trío protagonista cual Dante en la Divina Comedia es llevado a cabo de una manera tan cruda que deja al espectador sin aliento, hipnotizado, pegado a la pantalla deseando saber de manera sadomasoquista cual es el destino que les espera a estas pobres almas.

Michael Cimino, autor maldito donde los halla, alcanza aquí su obra cumbre, dejándonos huérfanos de su talento demasiado pronto, debido a las reglas marcadas por la taquilla con su siguiente e incomprendido film Las puertas del cielo , que rompió el bonito noviazgo mantenido en los años 70 entre arte e industria.

Un reparto esplendido, con un John Cazale enfermo de cáncer que fallecería al poco de rodar la película, un actor de culto, especializado en construir personajes atormentados por el miedo y la inseguridad, compañero sentimental en la vida real de Meryl Streep, la actriz que más transmite en pantalla sin parecer hacer nada. Pero los tres ases de esta película son: John Savage, un melancólico personaje, espejo de la impotencia que vive una persona joven que queda invalida. Christopher Walken, merecidísimo ganador de una estatuilla a mejor actor secundario, traza aquí un personaje histórico, el de un espectro condenado a ser un macabro títere de hasta donde puede llegar la locura humana.De Niro construye el mejor papel de toda su extensa carrera, metido en la piel de una persona martirizada en su interior pero de apariencia impenetrable, su sola presencia le basta para liderar un reparto memorable.

Nos encontramos aquí ante una obra de altísima calidad, gracias a una melancólica música que brilla sobretodo en los momentos de paz en esas perdidas montañas de Pennsylvania, el guión es hábil, llevándonos perfectamente por cada etapa del duro camino que estos personajes están condenados a atravesar.

Dante bajó al infierno, paso por el purgatorio y terminó en el paraíso. Los protagonistas de esta historia se quedaron en el infierno para siempre.

No puedo evitar llorar cada vez que veo esta película.

 

Visitada: 1847 veces







Puntuación de los Usuarios

7.88

(138 votos/15738 visitas) - Estadísticas >>