CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Rastro oculto

Poster

'Idea buena, mal desarrollo'

29/03/2008 - Por Luis V.V.

(2/5)

Rastro oculto
Director: Gregory Hoblit
Intérpretes: Diane Lane (Jennifer Marsh) / Colin Hanks (Agente Griffin Dowd) / Billy Burke (Detective Eric Box) / Joseph Cross (Owen Reilly) / Mary Beth Hurt (Stella Marsh) / Tim De Zarn (Michael) / Daniel Liu (Tom Moy) / Tyrone Giordano (Tim Wilks) / Dan Callahan (Trey Restrom) / Perla Haney-Jardine (Annie)
Duración: 100 minutos
Sinopsis: El FBI cuenta con un departamento que se dedica únicamente a investigar y perseguir a los delincuentes que actúan en Internet. La agente especial Jennifer Marsh creía haberlo visto todo... hasta ahora. Un depredador cibernético cuelga torturas y asesinatos en su [...]
Lea más en su ficha

Estreno en España: 4 de Abril de 2008
Nota IMDB: 6,1/10 (3102 votos)


CRÍTICA



Thriller de asesinatos en serie en la era de Internet.

Gregory Hoblit, el director de “Rastro Oculto”, es un realizador que ha demostrado a lo largo de su carrera que se siente muy cómodo en el terreno del thriller (Frequency, Fallen, La guerra de Hart, Fracture). Se trata de un género que conoce bien a fondo, conoce su claves, sus recursos, sus trucos. Se trata de un director al cual le gusta aportar, o al menos intentarlo, su granito de arena al género. No hay más que fijarse en algunos de sus anteriores trabajos. En “La guerra de Hart” nos presentaba un drama legal sobre un juicio, situándolo en un campo de prisioneros nazi, en la 2ª Guerra Mundial. En “Frequency” introduce la posibilidad de comunicarse con el pasado...

Con esta nuevo film el director norteamericano quería introducir un elemento nuevo al clásico género. Ese elemento nuevo era Internet. Sin embargo, y pese al empeño de su realizador, “Rastro oculto” no pasa de ser un thriller más de asesinos en serie. Una más de entre tantas, en las que se nos muestra a un asesino perfeccionista y muy astuto que tiene en jaque al cuerpo de policía. Hoblit no consigue dotar a la película de nada nuevo. La premisa de Internet, que al principio promete una frescura e innovación, no deja de ser, al final, una mera herramienta usada por el asesino (si bien plantea alguna que otra reflexión moral que más adelante se detallará más ampliamente). Analizada con un poco de perspectiva se parece mucho a otras películas que inundan la cartelera los últimos años, “Saw” y sus secuelas, por ejemplo. Si bien he dicho antes que su director está muy acostumbrado a moverse por el terreno del suspense ese acaba siendo, en mi opinión, el problema que lacra al filme. Esa costumbre por hacer thriller acaba provocando que el realizador caiga en los tópicos una y otra vez. Cuanto más avanza la película más vemos frustrada nuestra expectativa. Vamos percibiendo como, poco a poco, se convierte en una de tantas.


(Más imágenes en su galería)



Si bien he dejado en el aire la reflexión moral que plantea la película voy a aprovechar este párrafo para escribir sobre ello. Y es que, a pesar de lo criticado líneas antes, el planteamiento inicial es original e innovador. Y es que la idea de que un asesino cibernético cuelgue las torturas y asesinatos en su página Web llama la atención. Y más aún cuando se descubre que el futuro de sus víctimas depende del público: cuantas más visitas registre su página Web, más deprisa morirán. Este planteamiento denuncia el carácter morboso por naturaleza que tiene el ser humano, llevado al extremo. Y es que la película reflexiona entorno al carácter curioso y morboso de la gente. De cómo es capaz de convertirse en cómplice de un asesinato por conseguir ver cómo una persona es torturada y asesinada en directo. Sin embargo, Hoblit pasa de puntillas por esta reflexión, sin detenerse ni profundizar mucho en el tema. Quizás si se hubiera ahondado un poco más en el dilema moral la película hubiera ganado algo de consistencia. O quizás no.

En lo que se refiere a la interpretación no hay mucho que destacar. No encontramos a ninguna gran estrella de la interpretación. Si bien Diane Lane (fantástica en “Infiel”) hace lo que puede para defender su papel. El resto del elenco cumplen también con su cometido, menos el asesino (papel interpretado por Joseph Cross, visto en "Banderas de nuestros padres"); al cual no llegamos a creer en ningún momento, poco convincente en el papel de astuto e inteligente creador de esa enmarañada trama.

“Rastro oculto” no pasa de ser un thriller de esos típicos, en los que los policías persiguen al malo, que siempre se les adelanta. Con algunos momentos de suspense, creados a través de la técnica, que no del argumento; la película no sorprende (al menos al que escribe) en ningún momento. El film de Hoblit se convierte en uno más de la extensa lista que en estos últimos años han intentado seguir la exitosa estela de “Saw”, en una más de esos intentos fracasados.

LO MEJOR: La idea inicial de la película.
LO PEOR: Que se exprima tan poco esa idea y se caiga en las convenciones y rutinas del género.

 

Visitada: 3385 veces






Puntuación de los Usuarios

5.08

(50 votos/6989 visitas) - Estadísticas >>