CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Bonnie y Clyde

Poster

'Cita obligada'

26/12/2007 - Por

(4/5)

Bonnie Parker (1 de octubre de 1910 – 23 de mayo de 1934) y Clyde Barrow (24 de marzo de 1909 – 23 de mayo de 1934) fueron unos famosos forajidos, ladrones y criminales de Estados Unidos durante la Gran Depresión. Bonnie y Clyde captaron la atención de la prensa americana y fueron considerados como "enemigos públicos" entre 1931 y 1935. Aunque la banda fue conocida por los robos a bancos, Clyde Barrow prefirió el robo a pequeños comercios y gasolineras. Aunque el público creyó que Bonnie era la líder de la banda, el rol de Bonnie Parker sigue siendo materia de estudio y controversia. Bonnie y Clyde fueron asesinados el 23 de mayo de 1934, en una carretera secundaria cerca de Bienville Parish (Louisiana). Murieron a causa de una emboscada de cuatro oficiales de policía de Texas y dos de Louisiana. Esta historia ya forma parte de la cultura general norteamericana, tanto así que cada año en el aniversario del acribillamiento, se celebra el "Bonnie and Clyde Festival" que se alberga en Gibsland, Louisiana, el lugar donde se produjo la matanza, situada en la Autopista 154 al sur de Gibsland, donde se conmemora con la colocación de una piedra donde siguen dejándose souvenirs.

Hollywood y el cine en general siempre está dispuesto a contar historias que se hayan quedado en el colectivo popular y ha llevado la vida de Bonnie y Clyde varias veces a la gran pantalla. La primera de ellas en una película You Only Live Once (1937) dirigida nada menos que por Fritz Lang y protagonizado por Henry Fonda y Sylvia Sydney la cual es una entretenida cinta de gran valor artístico aunque de menor valía comparada con otros trabajos de Lang, sin embargo fue en 1967, cuando Arthur Penn dirigió la mejor de las películas basadas en las andanzas de Bonnie y Clyde protagonizada por Warren Beatty y Faye Dunaway, la película representó prácticamente un rompe aguas entre el estilo de cine que se venía haciendo en los grandes estudios de Hollywood (un sistema ya casi moribundo para esa fecha hay que decirlo) y una nueva forma de hacer cine mas irreverente y políticamente incorrecta que alcanzaría su máximo esplendor en la década de los setenta con autores como John Cassavetes, Martin Scorsese entre otros.

La historia de la cinta dirigida por el maestro Penn y producida por el mismo Beaty es la siguiente: se encarga de seguir la pista a Bonnie, un ladrón de bancos, y Clyde, una chica provinciana con ganas de emociones fuertes. Encadenarán un robo tras otro copando los titulares de los periódicos. Para ellos es un elemento adrenalítico, que además les une más y más. Penn dirige con un ritmo frenético este guión escrito por David Newman y Robert Benton (los mismos escribirían la oscarizada Kramer Vs Kramer algunos años después), el cual como dije anteriormente abrió la puertas a un tipo de cine mas políticamente incorrecto, gracias en parte a el realismo con el cual están filmados los actos delictivos haciéndolos ver de cierta forma "glamorosos" lo que creaba una verdadera empatía con el espectador; tal vez sea por el tono extraño de comedia que tiene el filme o a la historia de amor que envuelve a los protagonistas.

Las actuaciones me parecieron muy buenas: Warren Beaty es puro carisma y magnetismo como Bonnie y Faye Dunaway nunca estuvo mas radiante que encarnando a Clyde, a dicha pareja protagonista los acompañan de manera muy efectiva un joven Gene Hackman y Estelle Parsons como la histérica cuñada de Bonnie la cual recibió premios y elogios por su actuación, la hermosa fotografía de Burnett Guffey también fue recompensada con un Oscar de la Academia (premios menores por parte de la Academia para un filme irreverente pero taquillero, cosa nada rara).

¿Fallos? Si, tiene algunos: tal vez la cinta tarde un poco en agarrar ritmo durante sus primeros 45 minutos iniciales, luego rápidamente nos acoplamos al estilo que nos impone Artur Penn intercalando las ya citadas secuencias de delincuencia con aparentes tiempos muertos, donde profundiza (alguna veces de manera muy acertada y otras de forma algo superflua o repetitiva) en el desarrollo psicológico de los personajes. También nos encontramos con una secuencia que si me ha parecido realmente fallida, la cual es la protagonizada por Gene Wilder formando parte de una pareja con Síndrome de Estocolmo, o al menos eso parece, todo esto contado a manera de "Road Movie", un término hasta entonces no manejado si no me equivoco.

Con algunas de las secuencias mas famosas de la historia del celuloide, enormemente trascendente en el posterior cine norteamericano, pudiendo ver sus influencias en cintas como Easy Rider, Badlands, The Sugarland Express o Thelma & Louise (es decir Dennis Hopper, Terrence Malick, Steven Spielberg y Ridley Scott), con todos y sus perdonables fallos, "Bonnie & Clyde" es una cita obligada para el cinéfilo que se precie.

Puntuación: 8.0 sobre 10.0

 

Visitada: 1596 veces







Puntuación de los Usuarios

6.94

(75 votos/8061 visitas) - Estadísticas >>