CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - 28 Semanas Después

Poster

'Bastante previsible'

29/06/2007 - Por Veerleen

(2/5)

28 Semanas Después
Director: Juan Carlos Fresnadillo
Intérpretes: Mackintosh Muggleton (Andy) / Imogen Poots (Tammy) / Jeremy Renner (Sargento Doyle) / Robert Carlyle (Don) / Rose Byrne (Scarlet) / Harold Perrineau (Flynn) / Catherine McCormack (Alice) / Idris Elba (General Stone) / Amanda Walker (Sally) / Shahid Ahmed (Jacob)
Duración: 99 minutos
Sinopsis: Seis meses después de que la propagación del virus haya aniquilado las Islas Británicas, el ejército de los Estados Unidos declara que ha ganado la guerra contra la infección y que puede comenzar la reconstrucción del país. Con la primera ola [...]
Lea más en su ficha

Estreno en España: 29 de Junio de 2007
Nota I.M.D.b.: 7'5/10 (13090 votos)



CRÍTICA



Coja 28 días después, añada niños, drama familiar, un actor famoso con un papel demasiado largo, multiplique por 2 todo lo que le gustó de la primera y por 3 todo lo que no le gustó, invéntese una justificación cualquiera para una nueva invasión zombi de Londres, agite, remueva bien, y, ¡voilá!, tiene lista la mezcla para servir en multisalas.

Una primera secuencia muy eficaz empieza poniendo el listón alto para después ir cayendo en picado. 28 semanas después cae en todos los tópicos de las segundas partes y pierde el impacto de su antecesora. Todo lo bueno de aquélla se intenta meter con calzador en ésta, como pasear por un Londres abandonado o utilizar personajes que no tienen ni idea de lo que está pasando. Pero si antes nos identificábamos con Jim (Cillian Murphy) esta vez los personajes sacan de quicio por sus reacciones absurdas. Incluir niños en una película así (aunque haga ilusión que el prota lleve la camiseta del Real Madrid) es el mayor error de todos y desde luego, incluir a un actor famoso tampoco ayuda. Uno de los aciertos de la anterior era el reparto desconocido, que le daba un tono underground, europeo y diferente. Ahora, contar con Robert Carlyle condiciona en parte el guión. Un papel demasiado largo cuando realmente los protagonistas deberían ser los zombis.



En realidad la palabra zombi está mal empleada en el contexto de la película. Su nombre preciso sería “infectados”. ¿La diferencia básica? Unos corren y otros no. Y es que la única justificación que tenía hacer una segunda parte era volver a ver esas carreras desesperadas de los humanos perseguidos por hordas de locos sedientos de sangre. A pesar de los altibajos en el guión las secuencias de ataques vuelven a ser estupendas. Fresnadillo retoma la estética de la cámara nerviosa (a veces demasiado), la suciedad del vídeo, el tono gris y con grano, aunque se juega con distintas texturas consiguiéndose momentos originales, como usar el estrobo para meternos en la piel de un infectado, o la visión nocturna de la mirilla de un rifle dentro de un túnel oscuro; sin duda la secuencia más inquietante de la película.

Por lo demás, el resto es bastante previsible, especialmente el final, abierto a una tercera parte, si se quisiera, con más muerte y destrucción. Una pega más: vale que el ejército no sea una profesión de moda, pero tampoco hace falta dejarles continuamente como idiotas. La cosa ya quedó clara en la primera película. Pero es que aquí todo empeora por su ineficacia y su gatillo fácil. No era necesario. Se echan en falta más “infectados” y menos militares, menos niños y más escenas de ataques. De todas formas la película es entretenida y contando una primera parte donde el movimiento de cámara marea, Fresnadillo salva bastante bien la cara en un proyecto internacional, importante y esperado. Ole por él.

Dicho todo esto, que nadie se acerque al cine sin tener claro lo que va a ver. Si va preparado pasará un rato entretenido, sino, puede que a la salida tengamos varios infectados con el virus de la ira.

 

Visitada: 10984 veces






Puntuación de los Usuarios

6.69

(323 votos/121782 visitas) - Estadísticas >>