CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - World Trade Center

Poster

'Factura impecable y escenas memorables'

28/09/2006 - Por Irulan

(3/5)

World Trade Center
Director: Oliver Stone
Intérpretes: Nicolas Cage (John McLoughlin) / Michael Peña (William J. Jimeno) / Maria Bello (Sra. McLoughlin) / Maggie Gyllenhaal (Sra. Jimeno) / Frank Whaley (Chuck Sereika) / Jon Bernthal (Chris amoroso) / Lucia Brawley (Karen) / Nick Damici (Kazmatis) / Nicholas Turturro (Colovito)
Duración: 125 minutos
Sinopsis: John McLoughlin y Will Jimeno son dos policías pertenecientes a la Autoridad Portuaria de Nueva York, que quedaron atrapados en los escombros del World Trade Center el 11 de septiembre de 2001 después de intentar ayudar a la gente a salir [...]
Lea más en su ficha

Estreno en España: 29 de Septiembre de 2006
Nota I.M.D.B.: 7’0/10 (6002 votos)



CRÍTICA



Oliver Stone es un director político. Muchas de sus películas recrean diferentes momentos de la historia de los Estados Unidos (desde Nacido el 4 de Julio hasta JFK, por poner dos ejemplos), y así no sorprende que sea él el primero en hacer una superproducción con el 11-S como telón de fondo (obviando documentales, cortometrajes o films de presupuestos inferiores). Lo que sí que sorprende es, curiosamente, la falta de política que encontramos en esta película. Y lo peor de todo: que World Trade Center sea un film más de catástrofes donde el 11-S realmente es algo circunstancial. Bien podría haber sido un terremoto, un maremoto o cualquier fenómeno medioambiental terminado en -moto, que la película no habría cambiado en su esencia. Es más, si a este film le quitamos ese 11-S, se nos queda en cualquier drama de sobremesa donde vemos a dos hombres atrapados bajo unos escombros mientras sus mujeres (amantísimas, madres de muchos niños y una de ellas embarazada, cómo no) sufren en la incertidumbre y temen por el futuro de sus esposos que están intentando ser rescatados a pesar del enorme riesgo que esto supone, todo ello con una pátina de divinidad.



Y es que este es, ni más ni menos, el argumento de World Trade Center. La cosa menos original del mundo, encima llena de topicazos (ciertas conversaciones, ciertos ralentizados,… ya los hemos visto millones de veces) y algún que otro momento que sonrojará al espectador (esa aparición mística que casi marca un punto de inflexión a partir del cual la película va cuesta abajo). Así las cosas, yo me pregunto: ¿era necesario utilizar 11-S? Unos hechos que sacudieron al mundo hace apenas cinco años, algo horrible que (en mi opinión) está todavía demasiado cerca como para convertirse en algo así, en una excusa para volver a ensalzar los valores norteamericanos. La película apenas muestra los atentados, aunque sí utiliza algunas imágenes reales (escalofriantes), y por supuesto no aporta ninguna reflexión acerca del tema. El 11-S está ahí como podría haber estado cualquier otra cosa y en el fondo casi da igual.

Stone centra su historia (basadísima en hechos reales) en dos agentes de policía (el sargento John McLoughlin y Will Jimeno, interpretados por Nicolas Cage y Michael Peña), dos hombres que en su misión de salvar vidas tras los atentados y en un casi total desconocimiento de lo que sucedía, se adentraron en las Torres Gemelas y como tantos otros policías y bomberos, fueron sepultados por ellas. Sin embargo, lograron sobrevivir, y el film se centra así en las varias horas que pasaron magullados y atrapados luchando contra la muerte (durante la primera hora se consiguen crear momentos verdaderamente angustiosos y de unos valores cinematográficos enormes), así como en el drama de sus familias y en menor (mucho menor) medida el de un país sacudido por algo hasta el momento inimaginable. También se nos muestra el duro rescate gracias a los marines y bomberos de los Estados Unidos y un final que, como no podía ser de otro modo, es de lo más feliz (pero eso ya lo sabíamos todos).



Por supuesto la película cae varias veces en la sensiblería excesiva (esos flashbacks), pero probablemente en Estados Unidos -país al que va dirigido eminentemente- gustará porque se ensalza a ciudadanos anónimos, se habla de sus héroes, de su solidaridad, de lo buenos que son los policías y los bomberos y de dos hombres que entrarán en la historia (del cine… o al menos eso se pretende). Se habla de un super-país lleno de super-ciudadanos que son fuertes y que salen adelante. Fuera de aquellas fronteras, quizá no sintamos ese algo especial. Sí, es verdad, ante hechos así todos cambiamos, todos ayudamos, pero eso es algo que ya sabemos, y no necesitamos películas como esta que nos lo vengan a contar.

Aun así, y de nuevo olvidándonos de ese duro telón “basado en hechos reales”, la película tiene una factura impecable, algunas escenas memorables, una dirección que aunque se queda en lo correcto cumple y un buen montón de interpretaciones excepcionales, destacando a Nicolas Cage y a Michael Peña, así como las siempre eficaces secundarias Maggie Gyllenhaal o Maria Bello. Sin pretensiones, sería un film de catástrofes de "serie alta"; con sus pretensiones (a pesar de no mojarse demasiado), se convierte en casi un capricho sin demasiado sentido que hará sentir mal a unos (los más sensibles a tales eventos) y muy orgullosos a otros (el pueblo estadounidense en general). En resumen: innecesaria. Por lo menos para mí.

 

Visitada: 7958 veces






Puntuación de los Usuarios

5.13

(119 votos/73369 visitas) - Estadísticas >>