CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Código Da Vinci

Poster

'Descubre la clave'

20/05/2006 - Por morneo & JazZe

(3/5)

El Código Da Vinci
Director: Ron Howard
Intérpretes: Tom Hanks (Robert Langdon) / Audrey Tautou (Sophie Neveu) / Ian McKellen (Sir Leigh Teabing) / Jean Reno (Capitán Bezu Fache) / Paul Bettany (Silas) / Alfred Molina (Obispo Manuel Aringarosa) / Jürgen Prochnow (André Vernet) / Jean-Yves Berteloot (Remy Jean) / Etienne Chicot (Teniente Collet) / Jean-Pierre Marielle (Jacques Sunière)
Duración: 149 minutos
Sinopsis: El anciano conservador del Louvre es asesinado en el museo. Cerca de su cuerpo, la policía haya una cifra. Involucrado en la intriga, el experto en simbología Robert Langdon investigará dicha muerte ayudado por una experta en criptología. Esto le conducirá [...]
Lea más en su ficha


Descubre la clave



Desde siempre, adaptar al cine una novela ha sido algo arriesgado. Por una parte se busca fidelidad, por otra que funcione cinematográficamente. Encontrar el equilibrio justo es lo más difícil, y más, cuando se lleva a la gran pantalla uno de los mayores best sellers de los últimos años. Una novela que ha vendido millones de ejemplares, y que su adaptación al cine no contentará a todo el mundo, ya que eso es prácticamente imposible. Escrito por Dan Brown, "El Código Da Vinci" reune muchas cualidades para ser un libro que funcione en pantalla, ya que su estilo narrativo encaja perfectamente en lo que podría ser un guión cinematográfico, alimentado por un elemento capaz de atraer a las grandes masas de público: La polémica.


"El Código Da Vinci" nos cuenta como un afamado profesor de simbología religiosa de la Universidad de Harvard, Robert Lagndon (Tom Hanks), se ve obligado a acudir una noche al museo de Louvre, ya que allí ha sido asesinado el conservador del museo y alrededor suyo hay unos extraños símbolos que quieren que descifre. Poco a poco se ve involucrado en una trama en la cual será perseguido por la policía, pero cuenta con la ayuda de una joven criptógrafa, Sophie Neveu (Audrey Tatou), y junto a ella irán descubriendo sorprendentes secretos ocultos en las obras de Leonardo Da Vinci, los cuales apuntan a una sociedad secreta encargada de custodiar uno de los mayores secretos de la humanidad.


La clave a la hora de hablar de esta película es el guión adaptado por Akiva Goldsman. Un hombre capaz de ofrecer guiones tan brillantes como "Una mente maravillosa" y "Cinderella Man", o de dar rienda suelta a su vena más psicotrópica con escritos tan lamentables como "Batman y Robin" y "Batman Forever". Aquí reside el punto fuerte del film, y es que el guión es un ejemplo de cómo adaptar con bastante fidelidad una novela, aunque en esto haya ayudado la predisposición que ya mostraba la obra. El guión tiene sus licencias, como es lógico, ya que estamos hablando de un lenguaje muy diferente del literario, pero en esencia ha respetado mucho la estructura y el estilo del libro. Llegados a este punto muchos se preguntarán: ¿En verdad es tan polémico? ¿Es una herejía? ¿Una mentira? ¿Una difamación de lo que es y ha sido la Iglesia?. Pues como dijo Paul Bettany hace poco,“No entiendo cómo un libro que sólo te toma dos días en leer puede generar tanto odio”. Es simplemente pura ficción desarrollada sobre ideas, o fábulas, ya existentes. Muchos ya habrían oído hablar de los elementos que componen esta historia, como el Priorato de Sión, pero el objetivo de toda esta historia es vender y entretener, y por qué no, provocar. Para eso hay que crear polémica, y todos han entrado en el juego. Se puede buscar en esta película un atentado a las creencias y la Fe de los cristianos, pero puede resultar algo exagerado, ya que muchos con su oposición a esta película (aparte de darle una publicidad muy gratuita) conseguirán suscitar más dudas entre la gente, y hacer creer que si se ofenden tanto es porque es cierto lo que narra. Sin contar con que el Señor Brown se estará frotando las manos en su casa viendo la reacción tan desmesurada que su obra ha creado…




La película en sí parece más bien como una continuación de "La Búsqueda", aquella entretenida película de Nicolas Cage, ya que coincide con ella en diversos aspectos. Aún diría que "El Código Da Vinci" parece un videojuego, de esos de aventuras gráficas en los cuales hay que descubrir puzzles, pistas, secretos y que te llevan de un lugar a otro (incluso no extraña que hayan sacado un videojuego de la película), teniendo sus sorpresas, personajes enigmáticos y demás. Es una película que se sustenta en esa polémica más que en otra cosa, y que si no fuera por ella, sería una película más de cine palomitero, sobre todo por sus diálogos simples y sin adornos.

Por otra parte, además de la obra de Brown, destaca el brillante reparto seleccionado para la ocasión. La calidad interpretativa de todos ellos la conocemos de sobra, y ofrecen prácticamente lo que necesita la película. Tom Hanks ofrece un personaje bastante insípido. Aunque no toda la culpa es de Hanks. Puede que sea una de sus actuaciones más flojas hasta la fecha, pero además es que el personaje es así en la novela, y de donde no hay, no se puede sacar… Misma situación en la que se encuentra Audrey Tautou, incluso su personaje resulta ser algo más juvenil de lo esperado, y con menos fuerza. El resto del reparto mejora un poco, con un Ian McKellen y Jean Reno muy correctos, y un Alfred Molina al que por desgracia apenas se le ve, ni siquiera lo suficiente como para sacar una opinión firme de su aparición. Por último destacar el interesante trabajo de Paul Bettany, del que muchos dudaban de su elección, y que demuestra que fue más que acertada, ofreciendo el personaje con más personalidad del film.




Todo esto lo dirige Ron Howard, llevando la película a un buen ritmo en sus 135 minutos, y al que se le podrá reprochar muchas cosas, pero no el que no haya respetado el libro. Ha incluido los flashbacks, ha respetado la línea argumental, localizaciones, personajes, y más de una escena calcada de la obra de Brown. Por otro lado, la BSO de Hans Zimmer resulta muy solvente y efectista, pero que no pasa de ahí. Y el aspecto general, tanto artístico como técnico, es el habitual en estas películas destinadas a ser un "blockbuster" veraniego, porque en resumidas cuentas es lo que es: un producto destinado a recaudar dinero este verano, sin pretensiones artísticas de por medio.

En definitiva. Que quien disfrutó con la novela puede estar contento, porque la adaptación al cine conserva el mismo espíritu en pantalla, así que le va a gustar. Aunque sabiendo como se desarrolla todo, a lo mejor le aburre un poco... Al que la novela le pareció simple, la película también se lo parecerá. Y el que no ha leído el libro, pues que vaya con la idea de que no va a ver ninguna película compleja ni filosófica, sino un film entretenido y poco más.

 

Visitada: 11090 veces






Puntuación de los Usuarios

5.82

(385 votos/43195 visitas) - Estadísticas >>