CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Corazón del Ángel

Poster

'Absoluta obra maestra'

05/05/2006 - Por

(5/5)

"La carne es débil Johny, solo el alma es inmortal... y la tuya... me pertenece"

Existen algunas películas, auténticas obras maestras, películas magistrales y perfectas que, inexplicablemente, caen el olvido. Poca gente las conoce y son casi completamente desconocidas para el gran público. Uno de estos casos, puede que de los más claros, es el "El corazón del ángel", la adaptación de la novela "Fallin Angel" de William Hjortsberg. Escrita y dirigida por el desigual Alan Parker allá a finales de los 80, supone sin duda alguna su obra cumbre, dentro de una filmografía llena de altibajos: películas de dudosa calidad como "Evita" o "Bugsy Malone", en contraposición a trabajos interesantísimos y de excelente factura como "Arde Mississippi", "Birdy" o este misma película.

El corazón del ángel cuenta la historia de Harry Angel, un casposo y mediocre detective que es contratado por un extraño hombre de negocios, Louis Chypre, para que encuentre a una antigua estrella de la canción, un tal Johny Favourite, desaparecido una década atrás en unas turbias circunstancias. El trabajo le llevará desde la fría New York hasta los húmedos y calurosos pantanos de Louisiana, en el trayecto se van sucediendo también unas misteriosas muertes.

Alan Parker funde en el "Corazón del ángel" dos vertientes bien opuestas y difícilmente reconciliables, por una parte la trama detectivesca y por otro lo sobrenatural, lo terrorífico, lo inquietante que se mimetizan perfectamente a lo largo del metraje. La genialidad de Parker está en la sutil y perfecta racionalización y dosificación de la información de la historia que parece simple al principio pero que funde la otra vertiente, la inquietante, de la cual Parker solo da pistas, pequeños muy pequeños flashbacks y cortes que ya dan a entender una intrahistoria turbadora, y es solo al final acaban convergiendo perfectamente, encajando todas las piezas del demoníaco (nunca mejor dicho) puzzle. Todo narrado con mesura, tranquilidad, sosiego, cadenciosamente. Es de destacar toda la simbología y los matices metafóricos que Parker añade al film, referencias religiosas: la estrella de 5 puntas invertida, los amuletos, personajes negros sin rostro, en referencia a la iconografía satánica, o los imágenes de los ventiladores y los ascensores como atisbo del descenso a las tinieblas. Todos estos elementos elaboran un conseguidísimo lenguaje metafórico que baña todo el film. Todo el magistral desarrollo de la película queda remachado con un final, el final. Para mí el final más impactante que he visto en una película, no solo porque el giro en sí es magistral sino por como converge todo en armonía y con coherencia y por el estupor e incredulidad con el que el espectador se queda, pasmado, alucinando por lo que está viendo.

El corazón del ángel se convierte así en una descorazonada y desgarradora exploración de la identidad, tan brutal como impactante.

Interpretativamente los adjetivos se quedan cortos para definir lo que consiguen hacer Mickey Rourke y Robert De Niro. El primero encarnando a Harry Angel, con una interpretación sobria y desgarradora con un par de momentos impagables, y el segundo porque no saldrá más de veinte minutos, pero en cada toma, en cada primer plano, en cada movimiento, en cada paso, se come la pantalla, el ejemplo perfecto de lo que es el magnetismo actoral.

De destacar también la turbadora banda sonora y el apartado visual con la soberbia fotografía de Michael Seresin.

Qué más se puede decir de esta absoluta obra maestra, sublime, sutil, terrorífica, tensa, perfecta, impactante, de lo mejor que ha dado el cine en los últimos tiempos.

 

Visitada: 4837 veces







Puntuación de los Usuarios

7.04

(86 votos/10749 visitas) - Estadísticas >>