CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El castillo ambulante

Poster

'Si te gusta el cine de Miyazaki, no te arrepentirás'

02/03/2006 - Por

(4/5)

El castillo ambulante
Director: Hayao Miyazaki
Intérpretes: Chieko Baisho (Voz de Sofî) / Takuya Kimura (Voz de Hauru) / Akihiro Miwa (Voz de Arechi no Majo) / Tatsuya Gashuin (Voz de Karushifâ) / Ryunosuke Kamiki (Voz de Marukuru)
Duración: 119 minutos
Sinopsis: Historia de amor entre [i]Sofï[/i] (que pese a sus 18 años tiene un cuerpo de una mujer anciana debido a una maldición) y [i]Hauru[/i], un mago. Después de caer maldita, [i]Sofï[/i] decide embarcarse en un viaje en busca de fortuna y [...]
Lea más en su ficha

Estreno en España: 3 de Marzo de 2006
Nota I.M.D.B.:7'9/10 (6598 votos)



CRÍTICA



Es una pena que el cine de animación tradicional se prodigue cada vez menos por las salas españolas (y por las de medio mundo, la verdad) por “culpa” del destierro que ha sufrido gracias a las películas realizadas en 3D, una técnica que si bien permite resultados espectaculares (ahí están Dreamworks y Pixar para demostrarlo) también puede ofrecernos lo peor al no ser bien utilizada (esto.. Valiant, ejem…).

Sin embargo y por suerte de vez en cuando aparecen films que nos invitan a no olvidarnos de ese género que marcó tantas infancias y que además demuestran que aún se pueden hacer enormes, inmensas y bellísimas películas. Y en los últimos años y desde que Disney decidiera concentrarse en lo digital (cosa de la que ya se está arrepintiendo), estos títulos suelen estar relacionados con el Estudio Ghibli, quien con el realizador Hayao Miyazaki a la cabeza ya se hizo con el Oscar por la espléndida El viaje de Chihiro.



Mucho se ha hecho esperar este El Castillo Ambulante, que por fin aterriza en nuestros cines y lo hace con otra nominación a los ya inminentes Oscars. La película no defraudará a los seguidores del director, pues encontramos en ella todas las constantes de su obra, desde el protagonismo de un personaje femenino (como fueran Nikki, la princesa Mononoke o Chihiro), los personajes en constante metamorfosis (cambios de cuerpo, cambios de nombre), el trasfondo en tiempos de guerra, los seres de aire mitológico... y todo con ese regusto oriental que le da un toque de exotismo al producto final. Cosa curiosa, pues está basada en una obra británica (en concreto de la escritora Diana Wynne Jones). Y es que por muy anglosajona que sea la historia, Miyazaki la vuelve a convertir en otro de sus bellos cuentos, fábulas de seres extraños, películas que nos invitan a viajar, a volar, a sumergirnos en un mundo donde la imaginación es poderosa y a creer que a veces la magia existe y está entre nosotros.

El castillo ambulante es la historia de Sofi, una joven de 18 años que de la noche a la mañana se encuentra presa de una maldición que la convierte en una anciana. Sólo una persona podrá ayudarla, Howl, el dueño de un peculiar castillo que es capaz de desplazarse de un lugar a otro. Así, Sofi entra a trabajar en el castillo, donde descubrirá un mundo lleno de encantamientos, de personajes tan bizarros como encantadores (sólo diré un nombre: Calcifer), y donde verá que no es ella la única cautiva y que puede ayudar mucho más de lo que cree.



Se podría hablar largo y tendido sobre el argumento (tan rico) de este El castillo ambulante, sin embargo creo que esta es una película que gana con el desconocimiento del espectador, un espectador que no puede dejar de maravillarse ante lo que sucede en la pantalla, hechos todos además envueltos de la mejor de las maneras. Si algo sabemos del Estudio Ghibli, es que sus flims tienen siempre los más bonitos dibujos, los más espectaculares paisajes, y aquí se podría afirmar que lo técnico de la película alcanza un nivel nunca visto antes. Sin embargo no todo es perfecto, y la película pincha donde suelen pinchar todas las obras de Miyazaki: es quizá demasiado larga, es quizá algo complicada. Sin embargo, si nos dejamos envolver por su magia, por lo que nos cuenta, esos silencios son más que disfrutables, y esos momentos de pérdida y encuentro casi inevitables.

Sólo queda desde aquí recomendar una película que en opinión de quien escribe está a la misma altura que las ya mencionadas La princesa Mononoke o El viaje de Chihiro. Si te gusta el cine de Miyazaki, no te arrepentirás. Si no te gusta, prueba con otras de las muchas nominadas a los Oscar en cartel. Y si no lo conoces, dale una oportunidad. Eso sí, llévate la varita mágica en el bolso. Por si acaso.

 

Visitada: 10037 veces







Puntuación de los Usuarios

7.65

(222 votos/49321 visitas) - Estadísticas >>