CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - M.A.S.H

Poster

'Humor, sexo y rock and roll en tiempos de guerra'

02/01/2006 - Por Casiotone

(4/5)

Humor, sexo y rock and roll en tiempos de guerra

Por mucho tiempo que pase, uno de los recuerdos más intensos de mi infancia televisiva, la marcó una serie de médicos de urgencias en campaña bélica que trataban de humanizar lo que solo puede entenderse como inhumano, la guerra. M.A.S.H, era principalmente una canción y un paisaje humano sin igual. Con el tiempo conocí el origen más directo de esta serie, la película que en 1970 rodó un desconocido por entonces Robert Altman, la cual es una adaptación de la novela de Richard Hooker.

M.A.S.H no fue en su época un proyecto que despertara mucho interés, la Fox andaba ocupada en otros asuntos de mayor enjundia como Tora, Tora, Tora, eso permitió al primerizo Altman adaptar a su gusto el libreto escrito por Ring Lardner Jr, el cual se llevaría el Oscar al mejor guión adaptado. Posteriormente Altman tuvo que lidiar con los ejecutivos de la Fox los cuales al ver el resultado definitivo mostraron su disconformidad con la forma en la que se planteaba la historia y con la aparición de gran cantidad de sangre, algo poco habitual hasta el momento. Pero el resultado no pudo ser mejor: Éxito en taquilla: recaudo 37,5 millones de dolares cuando solo costó 3 millones. Éxito de critica. Reconocimiento en los Oscar y Globos de oro y posteriormente dio pie a la elaboración de la serie, exitosa también.

Certera en el tiempo, la novela que adapta M.A.S.H se situaba en la guerra de corea, Altman opto en principio por situar su película en un espacio indeterminado. Ello implicaba una clara referencia a la guerra de Vietnam, en la que Estados Unidos estaba implicado. Posteriormente una vez vista por los mandamases de la Fox se introdujo una mención al inicio de la cinta, que la situaba en Corea. Aun así clara es la intención de cargar contra al intervención americana en Vietnam.

En términos cinematográficos M.A.S.H, se configura como una película coral, una característica que pasaría a ser sello de identidad del cine de Altman. Pero en vez de contar historias separadas unidas por un mismo espíritu, M.A.S.H se centra en la fusión de situaciones y de seres creando momentos verdaderamente confusos, donde las voces de los personajes se solapan y donde la sensación de naturalidad y espontaniedad triunfan por encima del relato clásico y lineal. Para ello Altman utilizo el zoom y empujó a los actores a la improvisación, con el posterior mosqueo de Lardner. Esta solución narrativa, en principio un acierto, provoca en algún momento cierta dispersión del relato, lo cual se agrava en una cinta de casi dos horas de metraje.

Lo mejor de M.A.S.H se esconde en ese espíritu libertario y burlón que desprenden todos su protagonistas. M.A.S.H es anárquica y cínica, por momentos despreocupada. Altman utiliza los juegos , las bromas, el sexo con la intención de desdramatizar lo vivido. Posible moraleja: Incluso en el infierno uno puede pasarlo bien, pero sin olvidar que el infierno es lo que es. Sus personajes viven enfrentados con el entorno que les rodea, no le dan la espalda pero lo miran con la distancia necesaria para no llegar a sufrir.

Así, como alegato antimilitarista M.A.S.H descoloca por no centrarse en el dolor, pero como fábula humanista acierta de pleno. Cinta valerosa, rupturista y que supone el inicio de la carrera como director cinematográfico de Robert Altman director irregular y singular, que posteriormente nos regalaría esa joya que es Vidas cruzadas.

 

Visitada: 2936 veces






Puntuación de los Usuarios

6.27

(32 votos/7476 visitas) - Estadísticas >>