CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Una Vida por delante

Poster

'Previsible'

11/10/2005 - Por Irulan

(2/5)

Una Vida por delante
Director: Lasse Hallström
Intérpretes: Robert Redford (Gilkyson) / Jennifer Lopez (Jean Gilkyson) / Morgan Freeman (Mitch Bradley) / Josh Lucas (Sheriff Crane Curtis) / Damian Lewis (Gary Watson) / Camryn Manheim (Nina)
Duración: 107 minutos
Sinopsis: Una mujer viuda maltratada por su pareja y con una hija de 11 años, decide abandonar a su compañero e irse con la pequeña a su pueblo natal, en el que se reencontrará con su suegro que no conocía la existencia [...]
Lea más en su ficha


Estreno 14 de Octubre de 2005


CRÍTICA



Ir en nuestros días a ver una película de Lasse Hallström supone abandonar la idea de sorpresa en el cine, y es que el director de origen sueco ha demostrado a lo largo de su (bastante extensa y a priori interesante) carrera qué es lo que le interesa: el drama intimista familiar que se ve salpicado en mayor o menor grado por elementos mágicos, parajes de baja civilización , naturaleza salvaje (Las normas de la casa de la sidra, Chocolat, Atando cabos, ¿A quién ama Gilbert Grape?) y que cuenta en su reparto con rostros muy conocidos y cotizados del star-system hollywoodiense (Leonardo DiCaprio, Julia Roberts, Johnny Depp, Michael Caine, Kevin Spacey, Julianne Moore, Cate Blanchett, Juliette Lewis, Juliette Binoche,...).

Y dicho esto, casi no habría ni que hablar de su último título: Una vida por delante (como siempre, mucho más interesante en su idioma original: An Unfinished Life), puesto que este se posiciona en los mismos esquemas que los anteriores, solo que quizá, y como en otras ocasiones (Las normas de la casa de la sidra), el resultado no es tan satisfactorio como a uno le gustaría (Atando Cabos, ¿A quién ama Gilbert Grape?). Una vida por delante nos cuenta una historia de reencuentros, de una mujer viuda y madre de una niña pequeña maltratada por su novio que huye a su pueblo natal, donde el encuentro con el rencoroso padre de su difunto marido y abuelo de su hija es algo inevitable que alterará las vidas de todos y les hará enfrentarse a un pasado imperfecto.



Para los papeles principales de la película, Hallström cuenta con dos de los más grandes actores vivos: Robert Redford (Einar Gilkyson, un ermitaño que no ha logrado superar la muerte de su hijo, de la que culpa a su nuera) y Morgan Freeman (Match Bradley, un empleado del hogar lisiado que actuará como conciliador). Ambos demuestran su solvencia y saber hacer interpretando a dos personajes que quizá no estén a su altura (en cuanto a que son demasiado tópicos). Y junto a ellos nos encontramos con Jennifer López (como Jean) en lo que parece una de las más típicas jugadas del cine actual: buscar a una actriz de talento limitado pero belleza mundialmente reconocida y ponerla fea para que haga un papel “serio”. Cosa que pocas veces suele funcionar, y esta es una de tantas. La pobre Jennifer no sabe muy bien dónde meterse durante la mayor parte del metraje del film, y hasta la niña Becca Gardner (que interpreta a su hija, Griff) se la come con patatas en todos y cada uno de los planos que comparten.

De este modo Una vida por delante se queda en una película que se deja ver, que no es ni demasiado mala ni demasiado buena, y que por lo menos entretiene (a pesar de durar las inevitables dos horas). Una película bien hecha y llena de buenos sentimientos donde todo es quizá demasiado previsible y el empalagoso final está algo forzado. ¿Que uno piensa que es una lástima desaprovechar a dos actores como Redford y Freeman para un título que bien podría decorar la sobremesa dominguera? Pues sí, pero qué se le va a hacer, así es la vida.

 

Visitada: 4980 veces






Puntuación de los Usuarios

6.7

(54 votos/15562 visitas) - Estadísticas >>