CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Extrañas Coincidencias

Poster

'Surrealismo inteligente'

22/08/2005 - Por Sycamore

(4/5)

El cine surrealista nunca ha sido muy amigo de las taquillas y ha quedado relegado a la categoría de cine "raro" sin más ni más. Hay sin embargo pequeñas joyas con interesantes cineastas por detrás que se han hecho un hueco haciendo que sus propuestas se conviertan en películas de culto, conocidas por pocos pero veneradas por la mayoría. En los últimos años ha destacado sin duda uno de los más originales guionistas de la actualidad, Charlie Kaufman (Cómo ser John Malkovich, Olvídate de mí) y la sorprendente pero fallida Punch-drunk love. Extrañas coincidencias se posiciona como una comedia surrealista de principio a fin, en la que sus personajes están en una continua búsqueda de la solución a los misterios de la existencia y la aceptación de su posición en el mundo.

Todo ello, queda dicho, bajo un prisma completamente surrealista. Así, tenemos a Jason Schwartzman como líder de un grupo ecologista que trata de parar los pies a la proliferación de la construcción (tendría que pasarse por el levante español), representado por el Centro Comercial Huckabees del título original, que tiene como cara visible a un resolutivo Jude Law. Hasta aquí todo relativamente normal. Todo comienza a extrañar cuando nuestro protagonista acude a un "detective existencial", encarnado maravillosamente por Dustin Hoffman, para que le resuelva y le explique una serie de coincidencias que ha tenido. A partir de ese momento el sentido de pierde en interminables conversaciones filosóficas que ganan aún más con el hilarante personaje de un estupendo Mark Wahlberg y el choque de corrientes filosóficas que representa Isabelle Huppert.

No hay que esperar de Extrañas coincidencias una línea argumental estable o unos diálogos profundos. No va de eso. En realidad mediante la locura a la que somete al espectador lo único que trata de desmitificar son las formas de vida occidentales, encorsetadas y teorizadas al extremo, mediante el surrealismo al que hemos hecho referencia. Todo ello con una carga de humor importante que en determinados momentos llega a ser brillante, como en la comida que tienen los protagonistas con la familia del portero negro que Schwartzman se topa en cada esquina. No obstante la filosófica jerga continua y la rapidez de los diálogos pueden llegar a hacer perder el norte al espectador y conseguir un efecto de confusión excesivo, con la sensación final de que falla algo y de que nos hemos quedado a medias. Queda Extrañas coincidencias como una original propuesta de ataque a la complejidad que nosotros mismos nos inventamos en nuestras vidas, con personajes auténticamente carismáticos y unas actuaciones que apoyan la propuesta, además de ciertos efectos especiales que, por si con el guión no era suficiente, sorprenderán al espectador.

Perjudicada por la falsa impresión de que era una comedia de enredo típica, Extrañas Coincidencias podía haber sido firmada por el mismo Charlie Kaufman y consigue un agradable equilibrio entre la comedia absurda y el surrealismo inteligente, recomendable para aquéllos a quienes les gusten las películas imprevisibles, intensas y de mucho, mucho diálogo y situación absurda.

7,5/10

 

Visitada: 3121 veces






Puntuación de los Usuarios

5.41

(113 votos/32281 visitas) - Estadísticas >>