CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Big Fish

Poster

'Emociones variadas'

12/08/2005 - Por

(4/5)

Erase una vez...

“Big Fish” no es de esas películas que rompen en taquilla, tal vez causa más impresión cuando la ves sin ninguna expectativa, incluso cuando la ves sólo y empiezas a ver que es más que una simple historia, sino un precioso cuento bellamente relatado. Con un director tan conocido como Tim Burton, con un reparto de cierta relevancia (Ewan McGregor. Albert Finney, Jessica Lange, Danny DeVito), noes encontramos con este cuento de hadas que parece evocar películas como “La Princesa Prometida” o las fábulas de Terry Gilliam, además la película tiene la capacidad de encantar y divertir, que aún no siendo una característica tradicionalmente comercial, es de esas películas que ves y no olvidad, manejada por Burton con una gran sensibilidad, creando una historia embriagadora en todos los aspectos.

“Big Fish” cuenta como un hijo, William Bloom (Billy Crudup), intenta reconstruir las diferentes piezas que componen la vida de su padre, Edward (Albert Finney), contando esos hechos como de manera parabólica. Edward es un cuentista empedernido, con cierta inclinación para adornar acontecimientos de su propia vida. Como bien dice William en la película “en la narración de la historia de mi padre, es imposible separar el hecho de la ficción, el hombre del mito”. Pero ahora Edward está a punto de morir y William debe aceptar todos los aspectos de su padre, tanto lo real como lo imaginario y mientras va descubriendo que algunas supuestas fantasías de Edward no son tan extrañas como él supuso.

Largas secuencias de “Big Fish” dramatizan las historias más impresionantes de Edward, como, siendo un muchacho, tiene el coraje de acercarse a una bruja y pedir ver su futuro, como su estirón lo condujo a buscar “cosas más grandes”, como siendo joven (McGregor) descubre la ciudad secreta de Spectra y posteriormente encuentras el amor de su vida, Sandy, en un circo. Además hay varios cuentos, de gigantes, de robos no planeados, de misiones secretas, de gemelas siamesas y expediciones de pesca y siendo una maravillosa narración de un cuento de hadas, Burton aparte alaba la importancia de contarla y acentúa la necesidad de mantener algún elemento de magia y misterio en un mundo que se ha convertido en algo cínico.

A diferencia de muchas de las películas anteriores de Burton, no hay cinismo y apenas cualquier oscuridad. La película conserva la rareza de marca registrada del director: El Mundo Burton, que reside en algún sitio entre Terry Gilliam y David Lynch, pero es completamente optimista. Esta es una de esas películas donde no hay antagonistas, tal vez entre la relación entre padre e hijo, pero “Big Fish” tampoco requiere crearlos y aunque haya un regusto agridulce al final, tal vez algo maniqueo con el espectador, pero es la confirmación de que Burton ha crecido como director.”Big Fish” es una de esas películas familiares que al paso de los años vas viendo con mayor estima. Poco más hay que decir de ella, sólo que hay que disfrutarla, ya que nuestras emociones son distintas en cada uno cuando la vemos, es difícil describirlas en unas líneas. Vamos todos a pescar a este “Big Fish”.

 

Visitada: 4685 veces







Puntuación de los Usuarios

8.01

(549 votos/37432 visitas) - Estadísticas >>