CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - La Guerra de las Galaxias

Poster

'Para verla como si tuvieras 7 años'

18/05/2005 - Por

(5/5)

Hace ya casi 30 años que se estrenó “La Guerra de las Galaxias”, una película que marcó un antes y después no sólo en el género de ciencia ficción, sino en el cine en general. Fue un fenómeno cinematográfico y también social, que afectó a muchos espectadores que se hicieron fanáticos de esta excelente saga.

George Lucas, más que un director, era un guionista. Años antes había rodado y escrito una notable película llamada “American Graffiti”, pero su proyecto más ambicioso era un guión de unas 200 páginas que relataba una increíble aventura espacial. Lucas se inspiró en elementos mitológicos, creando un nuevo mito contemporáneo. Por aquellos tiempos, la ciencia ficción era un género de segunda fila, las películas eran del estilo de “El Planeta de lo Simios” o “2001; Una Odisea en el espacio”, aún así era arriesgado invertir mucho dinero en ellas. Lucas crea un mundo, un universo, con sus costumbres y su política, más cerca de la fantasía que de la ciencia ficción con personajes tradicionales y familiares, fáciles de comprender. Además observamos que hay un enfrentamiento entre el bien y el mal, que enseguida asimilamos, dentro de un mundo inventado de sistemas solares y personajes de nombre propio, todo con una gran imaginación.

En “La Guerra de las Galaxias” asistimos a una parte no muy narrativa, sirviendo de presentación de los personajes, no deteniéndose en explicaciones detalladas, sino que sigue un argumento coherente y sencillo dentro de un marco visual incomparable. Las relaciones no están muy definidas, no sabemos de donde viene todo el mundo, sencillamente te ves metido en ese mundo donde hay una aventura y te sumerges en ella, al contrario que una película de fantasía tradicional, donde se pierde mucho tiempo explicándolo todo. Es un mundo acogedor, mundos creados, con decorados desgastados, con cierta calidez para ofrecer realismo, algo fantástico. El argumento está lleno de elementos de amistad, compasión, valentía, camaradería, honor,… todos ellos se juntan, dentro de una película que te desborda, parece que avanza muy rápido, te sientes fascinado y deslumbrado por todo el entorno, no consiguiendo asimilar tanto impacto visual y una vez vista es cuando consigues centrarte en la historia, ya que tus ojos se dirigen hacia esas espectaculares naves, esos robots tan perfectos y ese profundo espacio lleno de estrellas.

La historia en si trata de arquetipos clásicos, como el del joven héroe y el anciano maestro que lo alecciona, en este caso un caballero Jedi que ha estado esperando ese momento. Los Jedi son seres humanos valientes, románticos, que creen en el honor y la justicia, con cierto código de guerrero cercano a los samuráis. El argumento se centra en la princesa Leia (Carrie Fisher), siendo ella la clave de toda la película. Leia es una senadora urbana, una sofisticada gobernante, que entiende de política y tiene talento, además de gobernar a su pueblo. Carrie Fisher interpreta a alguien joven pero con autoridad, dando una imagen muy fuerte, haciendo que su personaje funcione. Junto a ella viajan dos androides, R2D2 y C3PO, que se ven metidos dentro de un drama intergaláctico gigantesco que no comprenden, siendo prácticamente el hilo conductor de la película, pareciendo rodada desde su punto de vista. En su particular odisea, los dos robots acaban casualmente en un planeta inhóspito donde un joven muchacho Luke Skywalker (Mark Hamill) que vive con sus tíos los recoge. Luke es un granjero de un lugar remoto, idealista e ingenuo, que vive lejos del mundanal ruido. Mark Hamill era un actor muy entusiasta, siendo el adecuado para interpretar al joven héroe. A lo largo de la película, Luke se debate entre ayudar a sus tíos o afrontar su destino, con un corazón lanzado a la aventura. La historia se inclina más hacia él y es Luke quien sufre el cambio más radical. Frente a todos ellos, se encuentra el Imperio, una compleja organización que oscila entre el estamento militar y el poder más místico, personificado en el Emperador y Darte Vader. Este último, Vader, es seguramente el personaje más misterioso, del cual nos asaltan más dudas, pero al que tememos de todas maneras. En sus aventuras, Luke y sus acompañantes encuentran a un mercenario cínico, Han Solo (Harrison Ford), que resulta ser el complemento ideal para Luke. Solo es un héroe apasionado a la vez que egocéntrico, pero evoluciona hacia alguien afectuoso y compasivo, un personaje divertido.

Describir todas las facetas técnicas de la película sería algo muy extenso, la efectividad visual es asombrosa en todos los aspectos y más para la época en que se realizó, más que describirlo, el espectador tiene que descubrir esas sensaciones y rendirse ante la espectacularidad que rodea a toda la película, no sólo dentro de un impacto visual, sino además sonoro. Si todos esos ingredientes fueran pocos, oímos de fondo la magnífica banda sonora de John Williams, siendo oportuna en reflejar la personalidad de cada personaje, adornando con sus notas las escenas más espectaculares, una música inolvidable.

Cada uno seguro que vivió la experiencia “Star Wars” de una manera diferente, a muchos les encandiló, a otros asombró, todos tenemos un punto de vista diferente sobre esta película y posterior saga, pero lo mejor para verla es como dice Lucas: como si fueras un niño de 7 años.

 

Visitada: 5112 veces







Puntuación de los Usuarios

8.25

(548 votos/77483 visitas) - Estadísticas >>