CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Hijo de la novia

Poster

'Narrada de forma magistral'

22/01/2005 - Por TXILI

(4/5)

Debería existir un género cinematográfico denominado “cine de modelos”. No nos referimos a historias de “fashion” o de “top models”, sino a modelo como ejemplo de vitalidad, superación o fortaleza. Todos recordamos alguna película en la que hemos reconocido como propias las situaciones en las que se desenvuelve algún personaje y cuya reacción nos ha inspirado a partir de entonces.

Ricardo Darín (Nueve reinas; Mismo amor, misma lluvia) da vida, con extraordinaria sensibilidad y carisma, a Rafael Belvedere, quien a sus cuarenta y pocos años se siente desbordado por el entorno: su negocio en crisis, su hija Vicky fruto de un fracaso matrimonial anterior, su novia Naty pendiente del compromiso, su amigo Juan Carlos reencontrado desde de la niñez, su madre Norma enferma de Alzheimer y su padre Nino, que quiere casarse por la iglesia con ella.

Entramos en la historia y vivimos la angustia con Rafael, quien gracias a sus imperfecciones nos resulta muy cercano. Conocemos a los demás personajes a través de su mirada, pero curiosamente él no los percibe como nosotros y ahí radica la clave de la película: nos sentimos privilegiados por haber reconocido la solución antes que Rafael y somos sus cómplices cuando él finalmente la aplica. La historia también contiene fuertes descargas de crítica social, pero están puntuadas siempre con humor, con una sonrisa (destaca especialmente la conversación mantenida por Rafael con el sacerdote en la iglesia.) En realidad toda la película está narrada con un lenguaje muy equilibrado, evitando llegar a extremos emocionales innecesarios y manteniéndose siempre alrededor del optimismo.

A todo ello contribuyen de una forma fundamental las extraordinarias interpretaciones de todos los personajes, principales y secundarios. Es evidente que una parte importante del mérito hay que otorgársela al guión de Campanella y Castets, donde se desarrollan estupendamente los numerosos caracteres de la película, pero el elenco de actores elegidos para darles vida es perfecto. Parece que los papeles hayan sido escritos especialmente para cada uno de ellos. Ya hemos hablado de Ricardo Darín, pero es necesario también mencionar las emocionantes caracterizaciones de Norma Aleandro (Norma), Hector Alterio (Nino), Eduardo Blanco (Juan Carlos) y Natalia Verbecke (Naty), por citar a los actores principales.

En esta época que nos ha tocado vivir, en la que los cines están inundados de títulos cuyo mérito no es contar historias, sino mostrar imágenes espectaculares imposibles, recibimos como agua en el desierto propuestas como “El hijo de la novia”, una historia conmovedora narrada de una forma magistral de la que es imposible lanzar un videojuego al mercado.

“El hijo de la novia” es una película de modelos: Rafael es un modelo de superación, Juan Carlos nos enseña la amistad pura y noble, Naty vive llena de idealismo y esperanza,... pero sobre todo Nino, él es el llamado a engrosar nuestra lista de referentes: ¿quién no desea amar y ser amado como lo hace Nino?

 

Visitada: 4160 veces






Puntuación de los Usuarios

7.49

(122 votos/31339 visitas) - Estadísticas >>