CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - García y García

Poster

'Mucha confusión'

27/08/2021 - Por Sergio Roma

(1/5)

García y García
Director: Ana Murugarren
Intérpretes: José Mota (Javier García) / Pepe Viyuela (Javier García) / Carlos Areces (Dario) / Antonio Resines (Antonio) / Eva Ugarte (Cloe) / Jordi Sánchez (Alfonso) / Ramón Barea (Policia) / Goizalde Núñez (Begoña) / Jaime Adalid (Azafato agobiado) / Jesús Vidal (Ruben) / Alicia Fernández (Julia) / Ylenia Baglietto (Ana) / Francesc Albiol (Comandante Santolaya)
Duración: 98 minutos
Sinopsis: Hispavia, una aerolínea de poca monta, está en apuros: ni sus números cuadran, ni sus aviones vuelan. En un intento desesperado de salvar la compañía, deciden contratar a un prestigioso consultor y a un experto mecánico simultáneamente. Los dos se [...]
Lea más en su ficha

Estreno 27 de Agosto de 2021

CRÍTICA



Confundir a dos personas que tienen el mismo nombre y apellido (Javier Gómez) y las consecuencias aparentemente divertidas que ello pudiera ocasionar, es el núcleo principal a partir del cual la cineasta Ana Murugarren, en su tercera película (y primera comedia) nos presenta una historia que se pretende nutrir precisamente de esas consecuencias.

A pesar de contar con dos actores (José Mota y Pepe Viyuela) de indudable capacidad y solvencia para la comedia y de tener una premisa ligeramente atractiva (incluyendo un aeropuerto muy particular) la película va discurriendo minuto a minuto con cada vez menos gracia y con la sensación de una ocasión perdida, tanto en lo relativo al talento de los actores, como al jugo que se podía haber sacado a la confusión de personajes.
Una pareja cómica sin aparente química entre ellos y sin aprovechar sus virtudes individuales, ni las colectivas como dúo, que aunque no lo son en realidad, cuentan con algunas similitudes interesantes para la comedia.


(Más imágenes en su galería)



Desde los primeros momentos todo se va desarrollando de una manera excesivamente predecible, y los personajes entran en la vida o el trabajo del otro con una facilidad poco creíble, lo que convierte la historia en una sucesión de momentos pobremente desarrollados, donde sólo parece interesar algún momento en concreto o alguna gracia puntual de los protagonistas o de un secundario.

Alguna escena ciertamente divertida nos reconcilia con la comedia, y alguna otra bien realizada en cuanto a la acción nos entretiene, pero en general son muy pocos momentos como para mantenernos en la butaca con entusiasmo o con un mínimo de divertimento.

Tampoco la historia de amor, o las historias de amor, funcionan de ninguna manera y tampoco sirven para compensar el tono gris que la película mantiene donde los únicos fuegos artificiales se podrían haber vislumbrado en un esperado clímax final, que igualmente se presenta excesivamente forzado.

Algo refrescante para el verano, pero sin burbujas ni azúcar.

 

Visitada: 360 veces