CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Club de los Divorciados

Poster

'No somos pingüinos'

24/10/2020 - Por Sergio Roma

(2/5)

El Club de los Divorciados
Director: Michaël Youn
Intérpretes: Michaël Youn (Titi) / Arnaud Ducret (Ben) / François-Xavier Demaison (Patrick) / Audrey Fleurot (Albane) / Caroline Anglade (Marion) / Youssef Hajdi (Helmut) / Grégoire Bonnet (Didier) / Ornella Fleury (Vanessa) / Matteo Salamone (Tom) / Charlotte Gabris (Gisèle) / Frédérique Bel (Sarah) / Benjamin Biolay (Blaise) / Marc Riso (Christian) / Claudia Tagbo (Katy) / Vincent Moscato (Patrón) / Gladys Cohen (Madre de Sarah) / Patrick Braoudé (Padre de Sarah) / Vincent Desagnat (Jornalero)
Duración: 108 minutos
Sinopsis: Tras cinco años de matrimonio, Ben sigue perdidamente enamorado. Hasta que un día descubre en público que su mujer le es infiel: ¡menuda humillación! Abatido y abandonado por sus allegados, a Ben se le hace cuesta arriba remontar hasta que Patrick, [...]
Lea más en su ficha

Estreno 24 de Octubre de 2020

CRÍTICA



Cuando apetece ver una comedia (y la situación actual del mundo invita a ello) alegre, sin complejos ni prejuicios, aunque también sin excesivas ambiciones, propuestas como la del cineasta Michaël Youn pueden resultar una buena elección y seguramente con estas abiertas expectativas dificillemente defraudará.

Porque esta propuesta francesa no descubre nada y discurre por caminos ya transitados no sólo por la propia comedia gala sino también por la comedia americana, en su vertiente más gamberra, pero resulta efectiva en no pocos momentos.

El (humillante) divorcio que tiene que afrontar nuestro protagonista Ben, le lleva a atravesar una etapa complicada en su vida, donde le cuesta aceptar el hecho de que su mujer ya no le quiere y donde el mundo se le viene encima. Pero, por estas casualidades de la vida, se cruza en su camino un viejo amigo, Patrick, que también está divorciado recientemente y le propone irse a vivir con él, en una estupenda y lujosa mansión, y con el paso de los días construir la idea de “El club de los divorciados”, un excelente “rincón” donde divorciados de todo el mundo puedan compartir de desgracia y lo que se tercie, alejándose de la idea de ser un pingüino, el único mamífero, según cuenta Patrick, que tiene por costumbre la vida en pareja.



(Más imágenes en su galería)



Con esta premisa, Michaël Youn construye una comedia al uso, donde los gags no terminan de ser lo suficientemente potentes como para despertar la carcajada, pero que se sustenta más sobre el guion de David Gilcreast que llevará la historia a enredos más o menos bien trazados y clímax explosivos de divertida factura, además de un par de escenas de cierta categoría y realmente divertidas, como un curioso paseo por Ikea o la firma de su divorcio en un restaurante. Como no podía ser de otro modo, la historia también tendrá su lado romántico, en la figura de Marion (Caroline Anglade) y el romance con Ben que llevará a situaciones algo comprometidas.

El elenco de actores es muy importante en esta película, y tanto la pareja de amigos, interpretada por Arnaud Ducret y François-Xavier Demaison como la parte femenina, a cargo de Audrey Fleurot y Caroline Anglade, están bastante bien desarrollados y acertados, incluyendo el pequeño papel que se reserva el propio director Michaël Youn.

Una comedia ligera, que en el gamberrismo, la juerga y la música encuentra su mejor aliado, además de los enredos, y que aunque no se eleva en ningún momento a gran altura, sí se mantiene lo suficientemente entretenida como para hacernos pasar un buen rato. Que en estos tiempos, no es poco.



@sergio_roma

 

Visitada: 425 veces