CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - M

Poster

'El cuchillo'

01/02/2020 - Por Sergio Roma

(3/5)

M
Director: Yolande Zauberman
Duración: 105 minutos
Sinopsis: Menahem Lang nos abre la puerta secreta de su ciudad natal, Bneï Brak, "la ciudad de los hombres de negro", la capital mundial de los ultra ortodoxos judíos. Es volver al lugar del crimen, pues en esta ciudad abusaron de él [...]
Lea más en su ficha

Estreno 31 de Enero de 2020

CRÍTICA



Cuando una película, documental en este caso, se realiza con sinceridad y transparencia, el resultado suele ser bastante interesante y nos permite siempre conocer con detalle una parte de la sociedad que quizás no sea tan conocida porque se haya estado ocultando a lo largo de los años, por resultar evidentemente un tema incómodo.

Este es el caso de M, una película que pretende dar voz a un problema que lejos de lo que pueda parecer es más común de lo que pensamos, el abuso sexual o las violaciones a niños. Y lo hace en un contexto muy particular, la ortodoxia judía.

Aunque es un problema universal que se da en todas las culturas y en todas las sociedades, la cineasta Yolande Zauberman se traslada a una cultura tan machista como la ortodoxia judía, en la ciudad de Bneï Brak, (la ciudad de los hombres de negro) la ciudad donde nació y vivió Menahem Lang, y también donde sufrió abusos sexuales cuando era un niño. Un viaje hacia la memoria más oscura en la paradoja que supone regresar a su ciudad amada y también a sus recuerdos más dolorosos.



Un documental cargado de testimonios, de rostros fugaces, de recuerdos y también, aunque resulte irónico, de sonrisas, porque como dice la propia directora en un momento de la película, “todos los que han sufrido abusos tienen algo infantil en su rostro, como si se les hubiese congelado la infancia”. Y en el rostro de Menahem encontramos en muchas ocasiones una sonrisa inocente, una sonrisa sincera e infantil que resulta extraña.
“Cada vez es la primera vez”, “mi canción de las violaciones” y recuerdos similares de Menahem resultan muy inquietantes y estremecedores y siempre se narran con transparencia, dejando que la emoción navegue por sí sola.

Película rodada dando importancia a los primeros planos, a las miradas, y siempre en un contexto nocturno, de oscuridad, la misma que rodea todas las historias.

Aunque pueda parecer imposible, nos hallamos ante un viaje de reconciliación, de romper barreras y continuar vivienda, y el protagonista Menahem lo ejemplifica a la perfección, de manera que Zauberman logra transformar a la víctima en héroe, en un ejercicio de optimismo y esperanza de gran calado.

Yolande Zauberman le acompaña en este viaje, además de tras la cámara, con sus propias reflexiones en voz en off que siempre resultan muy interesantes. En un momento final de la película nos remite a Kafka: “Estoy con los míos con un cuchillo para atacarlos. Estoy con los mios con un cuchillo para protegerlos”. “Esta película es mi cuchillo”.





@sergio_roma

 

Visitada: 991 veces






Puntuación de los Usuarios

0

(0 votos/395 visitas) - Estadísticas >>