CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - Call me by your Name

Poster

'Amor de verano'

25/01/2018 - Por

(4/5)

Call me by your Name
Director: Luca Guadagnino
Intérpretes: Armie Hammer (Oliver) / Timothée Chalamet (Elio) / Michael Stuhlbarg (Mr. Perlman) / Amira Casar (Annella) / Esther Garrel (Marzia) / Victoire Du Bois (Chiara) / Vanda Capriolo (Mafalda) / Antonio Rimoldi (Anchiese) / Elena Bucci (Historiador) / Marco Sgrosso (Historiador) / André Aciman (Mounir) / Peter Spears (Isaac)
Duración: 130 minutos
Sinopsis: Verano de 1983, Italia del norte. Un americano-italiano está enamorado de un estudiante estadounidense que viene a estudiar y vivir con su familia. Juntos comparten un verano inolvidable lleno de música, comida y romance que los cambiará para siempre. [...]
Lea más en su ficha

Estreno 26 de Enero de 2018

CRÍTICA



Realizar una película romántica y que el resultado no sea excesivamente cursi, pedante o simplemente sin nada que aportar, es sumamente complicado y requiere destreza a la hora de incidir en ciertos aspectos, mostrar caras menos visibles de la historia y sobre todo narrar con un estilo propio y un foco personal. El cineasta italiano Luca Guadagnino (que ya venía avisando con Yo soy el amor, y Cegados por el Sol) lo ha logrado, con una película romántica ambientada en los años ochenta y en un pueblo cualquiera del norte de Italia.

La historia nos retrotrae a una época que ya de por sí está cargada de romanticismo, unos años ochenta donde todo era analógico y lo digital estaba aún por conocer. Una época donde no valían mensajes (sí cartas de puño y letra) para conocer a una persona de verdad, sino el cara a cara, los gestos, las miradas, las palabras improvisadas. En este contexto, Elio veranea en un pueblo italiano con sus padres, cuando recibe la visita de Oliver, el ayudante de su padre que se quedará unos días a realizar un trabajo. Aunque en un principio hay cierta acritud entre ellos, con el paso de los días y de las aficiones mutuas se irá forjando una relación de amistad muy especial y de la que iremos sabiendo más características.

Guadagnino maneja muy bien los tiempos de la historia, un guión escrito por él mismo y por James Ivory sobre la novela de André Aciman. No tiene ninguna prisa por desarrollar los acontecimientos y se deleita en la relación entre Elio y Oliver para mostrar aspectos sentimentales que encajan a la perfección con la actitud de los personajes. A veces, en este desarrollo lento, la historia parece ahogarse por momentos, aunque siempre encuentra un punto de “resurrección” para volver a un dinamismo casi literario.



(Más imágenes en su galería)



El personaje principal, Elio está, tan bien elaborado como magníficamente interpretado por Timothée Chalamet y a las razonables dudas que le surgen y que se vislumbran al momento, se acompañan paradójicamente con varios elementos de confianza personal, de valentía que le permiten afrontar sus propios sentimientos confusos con una admirable honestidad. Del mismo modo, Oliver (Armie Hammer) formará parte activa de este complejo mundo personal, y la naturalidad e inteligencia de ambos les llevará a ambos a explorar caminos aparentemente desconocidos.

Aunque en conjunto, todo funciona razonablemente bien, y tanto planos como música se adaptan perfectamente a la historia y a la época, destacan con luz propia una magnífica escena, conversación entre Elio y su padre cuando Elio no encuentra consuelo en nada, y su padre le brinda palabras de apoyo. Así mismo un maravilloso plano final de varios minutos donde el rostro de Elio, sin decir una palabra, contiene una poderosa expresión y carga dramática. Por otro lado, la extraordinaria música de Sufjan Stevens le otorga ese punto de calidad que la película agradece con creces y esa sintonía perfecta para acompañar tantos momentos de romanticismo o de soledad.

Con tan buena ambientación de una Italia rural y acogedora de los años ochenta, con una historia tan bien narrada y unos personajes tan bien construidos e interpretados, el resultado no podía ser otro que una película bastante redonda, con las dosis necesarias de emoción, drama y comedia para que el guión adquiera toda la verosimilitud propia y por tanto el cuento de verano se muestre auténtico y con aires de belleza clásica.






@sergio_roma

 

Visitada: 460 veces







Puntuación de los Usuarios

7.51

(15 votos/651 visitas) - Estadísticas >>