CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - La Cabaña (2017)

Poster

'Fe ciega'

04/10/2017 - Por

(2/5)

La Cabaña (2017)
Director: Stuart Hazeldine
Intérpretes: Sam Worthington (Mack Phillips) / Octavia Spencer (Papa) / Tim McGraw (Willie) / Radha Mitchell (Nan Phillips) / Megan Charpentier (Kate Phillips) / Gage Munroe (Josh Phillips) / Amélie Eve (Missy Phillips) / Avraham Aviv Alush (Jesus) / Sumire Matsubara (Sarayu) / Alice Braga (Sophia) / Graham Greene [II] (Papa) / Ryan Robbins (Emil Ducette) / Jordyn Ashley Olson (Emily Ducette) / Laura MacKillop (Amber Ducette) / Emily Holmes (Vicky Ducette) / Derek Hamilton (Padre de Mack) / Tanya Hubbard (Madre de Mack)
Duración: 132 minutos
Sinopsis: Después de sufrir una tragedia familiar, Mack Phillips cae en una profunda depresión que le lleva a cuestionar todas sus creencias. Sumido en una crisis de fe, recibe una enigmática carta donde un misterioso personaje le cita en una cabaña abandonada [...]
Lea más en su ficha

Estreno Viernes 6 de Octubre de 2017

CRÍTICA



En los últimos años, la temática religiosa no se puede decir que esté viviendo sus mejores momentos dentro del cine comercial. Sin embargo, fue el éxito en Estados Unidos de la novela “La cabaña”, tanto entre el público cristiano, como en el no creyente, el que propició una adaptación cinematográfica de dicha novela y que ahora llega a nuestras pantallas.


(Más imágenes en nuestra galería)



En “La Cabaña” se nos presenta la historia de Mack, un hombre religioso con un pasado familiar traumático, que consigue crear una familia feliz. Sin embargo, tras un fatal acontecimiento, perderá toda la fe que antes tenía y caerá en una profunda depresión, hasta que un día reciba una misteriosa carta que le invita a pasar un fin de semana en una cabaña para reconectar con Dios.

Como podemos ver, nos encontramos ante una película con un marcado tono religioso, y la misma no lo esconde. El mensaje es claro, la fe puede con todo, pero hay que tenerla siempre. Y este puede ser el principal problema de “La Cabaña”, que no da lugar a dudas, que todo es obvio, el mensaje de Dios es el que es, y no se presta a interpretaciones para el espectador. Nos lo da hecho, aquí lo que vemos, es lo que hay. Y esto precisamente puede echar para atrás a quienes no comulguen completamente con esta idea de la religión.

Sin embargo, si nos prestamos a disfrutar de la película como una “feel good movie” más, creada para hacer sentirse bien al espectador (y en ello pone su empeño la escenografía, repleta de naturaleza y una cabaña inundada de elementos propios de un fin de semana en una casa rural, con agradables planos de tazas de café, chimeneas encendidas y grandes cenas caseras) y nos libramos de prejuicios religiosos, podemos encontrar un producto decidido a transmitir tranquilidad, pues no solo se habla de religión en la película. “La cabaña” habla de superación, trata temas como la familia, el perdón, y la capacidad para seguir adelante, algo que hará las delicias de los aquellos que buscan acudir a las salas para emocionarse y soltar alguna que otra lágrima.

Cabe destacar además, la interpretación de Sam Worthington, que nos regala un papel cargado de emoción y sensibilidad, siendo la parte más creíble de la película, como también a Octavia Spencer, con quien nunca podemos evitar sacar una sonrisa de amabilidad únicamente con su aparición en pantalla, algo que siempre es de agradecer.

Técnicamente, se trata de un film cuidado y con un gran empeño en hacernos sentir bien más alla de las secuencias con mayor carga dramática durante dos horas, (un metraje que en ocasiones resulta excesivo y demasiado denso) en el que nos encontraremos una dirección de fotografía trabajada y convencida en hacer sentir cómodo al espectador, pero que sin embargo resulta excesiva en ocasiones, demasiado empeño en forzar la luz para transmitir esa alegría y paz al espectador.

“La Cabaña” abarca diferentes cuestiones, y ahí podemos encontrar uno de sus principales riesgos, cuestiones demasiado trascendentales y que en ocasiones terminan por quedar muy grandes a un guion algo forzado, y que puede no resultar demasiado creíble al aludir constantemente a la fe como solución a todo.

Y es que esto precisamente, fe ciega, es lo que Mack, el protagonista de “La Cabaña” debe tener para afrontar su pasado, como lo que la película le pide al espectador para disfrutar de ella y su mensaje, algo que definitivamente, puede no acabar convenciendo a todo el mundo.

 

Visitada: 211 veces


Comenta esta Crítica

Comentarios (2)

15:51 - 04/10/2017

carrlos

09:50 - 05/10/2017

Tentaculo Morado

Arreglado! Perdón por el fallo y gracias :)


Ver el resto de comentarios sobre esta noticia






Puntuación de los Usuarios

0

(0 votos/410 visitas) - Estadísticas >>