CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - En Lugar del Señor Stein

Poster

'Amor a tres bandas'

25/08/2017 - Por

(3/5)

En Lugar del Señor Stein
Director: Stéphane Robelin
Intérpretes: Pierre Richard (Pierre) / Yaniss Lespert (Alex) / Fanny Valette (Fanny) / Stéphanie Crayencour (Juliette) / Stéphane Bissot (Sylvie) / Macha Méril (Marie) / Gustave Kervern (Bernard) / Pierre Kiwitt (David) / Anna Bederke (Madeleine) / Philippe Chaine (Frédéric Selinger) / Arthur Defays (Simon) / Laurence Weitzig (Dauphine) / Tan Win (Inhabitant of Belleville)
Duración: 99 minutos
Sinopsis: Pierre, viudo y jubilado, no sale de su casa desde hace dos años. Descubre los placeres de Internet gracias a Alex, un joven contratado por su hija para enseñarle los rudimentos de la informática. En una web de citas, una joven [...]
Lea más en su ficha

Estreno Viernes 25 de Agosto de 2017

CRÍTICA



En los tiempos de las relaciones por internet, de las webs de citas y contactos, siempre queda la duda sobre la verdadera identidad de quién está detrás del ordenador, o más recientemente del móvil. Todo es bonito y romántico bajo el sonido del teclado, pero en el cara a cara es cómo realmente se conocen a las personas, en esa primera cita.

Pierre es un octogenario viudo y bastante triste y mahumorado desde la muerte de su mujer con la que convivió sin que nunca se apagase la llama del amor durante cincuenta años. Para romper un poco la rutina, contrata Alex para que le enseñe a manejar el ordenador. Pero cierto día, navegando por la web se encuentra con una web de contactos, de citas y tras registrarse, en lugar de poner su edad y su foto, pone las de Alex. De esta manera conoce a Flora y comienza un romance en la red que inevitablemente debe trasladarse al contacto físico. Para evitar que Flora se sienta lógicamente decepcionada, convence a Alex (que además es el novio de la nieta de Pierre, aunque él no lo sabe) para que acuda a esa primera cita en Bruselas, y a partir de ahí comienza un inevitable enredo a tres bandas de imprevisibles consecuencias.


(Más imágenes en su galería)



No cabe duda de que el guión, del propio director Stéphane Robelin, está fabulosamente diseñado a golpe de pluma talentosa, y que la historia, una historia de amor en todo caso, es original, romántica y con ligeros y agradables tintes de comedia. Robelin no le pierde nunca el pulso a este guión fascinante en el que quizás y por poner un pero, flojea tan sólo en alguna escena determinante, o en algún desenlace inquietante. Aun así, todo se va resolviendo de manera aceptable y el espectador siempre se encontrará con ganas de saber más, con ganas de seguir participando de esta tragicomedia del amor contemporáneo con el romanticismo de antaño.

Robelin nos propone además un juego de egos y de generaciones (donde realizan un gran trabajo interpretativo Pierre Richard y Yaniss Lespert), nos plantea cuestiones aparentemente sencillas pero de complejidad sentimental y en definitiva retoca un poco los viejos resortes de las relaciones de pareja, de las citas a ciegas, o de los primeros compases del amor desde una visión original, amable y divertida, al son de la agradable música de Vladimir Cosma.

Aparte de la historia principal, tenemos varias historias secundarias que fortalecen la primera, y personajes secundarios que participan de la comedia (sin saberlo) de manera dinámica, y no como simples sombras chinescas.

Una película que respira positividad, optimismo y esperanza, que se ríe del paso de los años y que en su propósito de entretener nos entrega bastante más de lo que parece en un principio, y hace salgamos del cine con una agradable, y nunca desdeñable sonrisa en los labios.






sergio_roma00@yahoo.es
twitter Sergio Roma

 

Visitada: 161 veces







Puntuación de los Usuarios

0

(0 votos/197 visitas) - Estadísticas >>