CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - París-Manhattan

Poster

'Woody Allen a la francesa'

28/11/2014 - Por Sergio Roma

(2/5)

París-Manhattan
Director: Sophie Lellouche
Intérpretes: Alice Taglioni (Alice) / Patrick Bruel (Victor) / Marine Delterme (Hélène) / Michel Aumont (El Padre) / Marie-Christine Adam (La Madre) / Louis-Do de Lencquesaing (Pierre) / Margaux Châtelier (Laura) / Yannick Soulier (Vincent) / Arsène Mosca (Arthur) / Gladys Cohen (Madame Gozlan) / Julie Martel (Cliente depresivo) / Roman Guisset / Juliette Kruh (Asistenta de Alice) / Paul-Edouard Gondard (Achille) / Jacques Ciron (Botones) / Ariane Kah (Cliente) / Christian Ameri / Jacques Herlin (Aknin) / Khereddine Ennasri / Woody Allen (Woody Allen)
Duración: 77 minutos
Sinopsis: Alice es una guapa y joven soltera farmacéutica que siente una insólita fascinanción por Woody Allen. A pesar de que su soltería es un tema que no le preocupa en absoluto, su entorno familiar vive obsesionado por encontrarle pareja a toda [...]
Lea más en su ficha

Estreno 28 de Noviembre de 2014

CRÍTICA



De primeras, sin conocer nada sobre la película, resulta atractiva una historia que trata sobre Woody Allen (el mismo título de la película ya es un homenaje), y que además parece ser que cuenta con un cameo del propio director neoyorkino. En realidad la película no trata sobre él, aunque es una parte importante. Y en realidad, sobrepasado este interés inicial, la película aunque resulta simpática, no alcanza nunca cotas de alta comedia y por supuesto no tiene nada que ver con las magníficas comedias de Woody Allen.


(Más imágenes en su galería)



Sophie Lellouche debuta en el cine con una comedia que nunca esconde su romanticismo y que a partir de la creación del personaje de Alice (solterona en busca del hombre de su vida) crea una curiosa trama que tomando como clara referencias otras películas del género le añade un aire de supuesta naturalidad que no siempre logra con acierto. La aparición de Victor en la vida de Alice resultará lo más entretenido del film, y a su vez la propia interpretación de Patrick Bruel en el papel de Victor será con diferencia el punto más fuerte de la película y conllevará algunos de los momentos más divertidos.

La propia directora firma un guión que no profundiza –ni pretende- en las relaciones sentimentales, limitándose tan solo a ofrecer un marco particular de un personaje singular en un mundo tendente a la soledad compartida. En este sentido es bastante transparente y tanto diálogos como situaciones se adaptan con naturalidad a dicho marco creado y serán tanto Alice Taglioni como Patrick Bruel los que se encarguen de llevar el peso de la película e intentar infundir esa química necesaria para que la pareja cinematográfica funcione y con ella el devenir de la historia que si bien se antoja previsible, uno siempre espera que guarde algún destello de originalidad en su tramo final.

Las conversaciones imaginarias que mantiene Alice con el póster de Woody Allen de su habitación (siendo real la voz del director norteamericano) destacan en toda película no sólo como algo singular, sino como lo más divertido, de manera que uno está deseando que estas charlas de improvisado psicoanalista se repitan con más frecuencia para evitar que la película caiga en la simpleza o en la que a veces se ve orientada.


Nada que objetar como producto entretenido y curioso, pero muy flojo en términos de comedia e incluso en términos de comedia romántica.


sergio_roma00@yahoo.es
twitter: @sergio_roma

 

Visitada: 668 veces






Puntuación de los Usuarios

4.95

(6 votos/1194 visitas) - Estadísticas >>