CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - El Quinto Poder

Poster

'Ahogarse al primer trago'

17/10/2013 - Por Evelio Barbero

(3/5)

El Quinto Poder
Director: Bill Condon
Intérpretes: Daniel Brühl (Daniel Domscheit-Berg) / Benedict Cumberbatch (Julian Assange) / David Thewlis (Nick Davis) / Alicia Vikander (Anke Domscheit) / Moritz Bleibtreu (Marcus) / Laura Linney (Sarah Shaw) / Stanley Tucci (James Boswell) / Carice van Houten (Birgitta Jónsdóttir) / Alexander Siddig (Dr. Tarek Haliseh) / Anthony Mackie (Sam Coulson) / Peter Capaldi (Alan Rusbridger) / Jamie Blackley (Ziggy) / Dan Stevens (Ian Katz) / Michael Culkin (Ralph Zilke) / Anatole Taubman (Holger Stark) / Alexander Beyer (Marcel Rosenbach) / Lydia Leonard (Alex Lang)
Duración: 128 minutos
Sinopsis: Una mirada a la relación entre el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y su primer apoyo y eventual colega, Daniel Domscheit-Berg, y cómo el crecimiento y la influencia de la página condujeron a una irreparable brecha entre ambos amigos. [...]
Lea más en su ficha

Estreno 18 de Octubre de 2013

CRÍTICA



Se suele decir que las comparaciones son odiosas, y en ocasiones, además injustas. Pero la culpa en este caso es toda de Bill Condon. Es entendible de que la historia del cine se cuente por películas que han marcado una tendencia que las demás se han empeñado en imitar, y si eso lo trasladamos a las personalidades reales y famosas que han revolucionado el mundo según lo conocíamos desde una conexión a Internet, El Quinto Poder quiere beber tanto de La Red Social que se ahoga en el primer trago. Condon tenía alguna cosilla interesante en su filmografía. Sin ser un director de relumbrón debería tener ya un estilo propio y no tratar de copiar lo que a David Fincher le funcionó porque pocos son los directores que evitarían verse sonrojados ante la osadía. Por mucho que Zuckerberg y Assange coincidan en el medio que les dio fama mundial, construir la historia en base a ordenadores, luces brillantes y música electrónica no es suficiente para que la historia suene a interesante.


(Más imágenes en su galería)



Según ha sido noticia estos días, y de hecho aparece mostrado como epílogo en la película, el verdadero Julian Assange reniega de cualquier colaboración o visto bueno de la cinta por usar como fuente la versión de los hechos de su despechado exsocio. Esto tiene dos lecturas: que Julian tenga otra versión que nadie se ha molestado en escuchar y por eso esté molesto, o directamente, la imagen que deja la película de él señalándole como algo arrogante, egocéntrico y, según le describe su alter ego en la ficción, en el espectro del autismo. Desde luego Benedict Cumberbatch borda estas características del personaje. El actor inglés está irrumpiendo con paso firme en la escena y deja su impronta ya sea como el sagaz detective de Baker Street, el peligroso rebelde espacial de Star Trek, o el hombre que reveló secretos de estado al mundo entero desde una página web. Si El Quinto Poder tiene un punto fuerte es sin duda su interpretación.

El resto es un película con poca sustancia. Entre que la historia tiene lo justo de apasionante, el pretendido dinamismo de algunos tramos hace que todo parezca suceder demasiado rápido, unido al exceso de jerga técnica, provoca que por momentos te salgas de la historia con pocas ganas de volver a ella. Se podría decir que la ambigüedad con la que juega para que sea el espectador el que juzgue si wikileaks era necesario o no, si hay secretos que es mejor guardarlos que descubrirlos, si debe primar la ética sobre la transparencia, está hecha a propósito para darle al público algo sobre lo que pensar. La sensación que deja es de cierta pereza a la hora de mojarse y así queda todo de difuso.

 

Visitada: 1283 veces






Puntuación de los Usuarios

5.8

(27 votos/3457 visitas) - Estadísticas >>