CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - La Joven de la Perla

Poster

'Agradable recuerdo'

11/04/2004 - Por

(3/5)

Griet (Scarlett Johansson) es una joven de diecisiete años de la clase baja en la Holanda del siglo XVII. Como muchas otras, debe ponerse a trabajar como criada para poder mantener a su familia (su padre se queda ciego), así que entra a trabajar en la casa del pintor Johannes Vermeer (Colin Firth).

Las cosas en la casa se tornan tensas cuando entre el pintor y la criada surge una relación basada en el deseo y la admiración mutua.

Si piensan ir a ver la película por el argumento, ya la han visto. Mejor dicho, yo se lo he contado. Porque La joven de la perla es una de esas películas en las que aparentemente no pasa nada, de esas pequeñas películas en las que se dice más de lo que se habla, en las que los silencios y la imagen constituyen los mejores diálogos.

En cierto momento de la película, el carnicero Pieter (Cilian Murphy) le aconseja, más bien le recrimina a Griet, "recuerdas quien eres, sois diferentes, no te introduzcas en su mundo". Ahí está la clave de la película. Y es que de poco vale el deseo de él hacia ella, el posible amor platónico basado en la curiosidad y la admiración de ella hacia él, de poco vale que entremezclándose consigan el color y la luz que Vermeer más ansía, todo es imposible por que ambos pertenecen a distintos mundos en la sociedad.

Narrada con un inusitado, elegante y certero ritmo pausado, la obra de Peter Webber se basta de las miradas, las caricias y los silencios, para pintar su visión de quién fue y qué llevó a Vermeer a retratar a una mujer de misteriosa y sugerente mirada en su famosa obra, no por nada, conocida como "La Gioconda del Norte".

Para ello, nos introduce literalmente en el cuadro y retrocede en el tiempo. Y es que si por algo sorprende La joven de la perla es por su preciosista y conseguido aspecto visual. Webber dota a la imagen de un granulado semejante al de los lienzos, presta especial atención a la luz y se apoya en una sublime fotografía que hace que en algunos planos nos preguntemos realmente si es pintura o película lo que estamos viendo (efecto con el que el director crea una magnífica escena final en la que la imagen de Scarlett Johansson va conviertíendose poco a poco en el cuadro real de Vermeer).

Claro que también ha sabido cojer a sus modelos a la perfección. Porque, qué mejor actriz para hablar sin decir nada que la bellísima Scarlett Johansson, que como de costumbre vuelve a estar inmensa. Hacía tiempo (en realidad creo que nunca) que no veía a una actriz que tuviese tal capacidad para inundar la pantalla con su presencia. Además esta perfectamente secundada por un buen Colin Fith y un correcto Cillian Murphy.

Punto y aparte merece la cuidadísima ambientación. Un excelente vestuario, un acertado uso de la iluminación y una gran banda sonora de Alexandre Desplat ponen la guinda para que la película sea un gusto para los sentidos.

Es por tanto esta "Joven de la perla" una de esas películas, que aunque no será recordada como una obra maestra (se hecha en falta algo de profundidad en el argumento), si constituye un agradable recuerdo en el subsconciente del espectador.




I will paint you as I first saw you. Not a maid. You.

 

Visitada: 4103 veces







Puntuación de los Usuarios

6.32

(79 votos/8934 visitas) - Estadísticas >>