CINeol

O utiliza la Búsqueda Avanzada




Crítica - La Trama (2013)

Poster

'Hay que comer'

15/02/2013 - Por

(2/5)

La Trama (2013)
Director: Allen Hughes
Intérpretes: Mark Wahlberg (Billy Taggart) / Russell Crowe (Alcalde Nicholas Hostetler) / Catherine Zeta-Jones (Cathleen Hostetler) / Jeffrey Wright (Carl Fairbanks) / Barry Pepper (Jack Valliant) / Alona Tal (Katy Bradshaw) / Natalie Martinez (Natalie Barrow) / Kyle Chandler (Paul Andrews) / Griffin Dunne (Sam Lancaster) / James Ransone (Todd Lancaster) / Michael Beach (Tony Jansen) / Ric Reitz (Mitch Rappaport) / Shawn Elliott (Raúl Barea) / Justin Chambers (Ryan) / Andrea Frankle (Fiscal) / William Ragsdale (Mr. Davies) / Chance Kelly (Murdoch)
Duración: 109 minutos
Sinopsis: Siete años después de haberse visto obligado a dejar su puesto en la policía de Nueva York por un escándalo producido por un desafortunado tiroteo, el detective privado Billy Taggart es contratado por el alcalde de la ciudad, Nicholas Hostetler, para [...]
Lea más en su ficha

Estreno 15 de Febrero de 2013

CRÍTICA



El Mark Wahlberg productor tiene una extraña dicotomía. Cuando apuesta por producir series de televisión parece que acierta. Para muestra ahí están En terapia, El séquito o Boardwalk Empire, todas ellas bien trabajadas y respetadas por crítica y público. Cuando apuesta por el cine, que para más inri es su medio natural, no parece tener tan buen ojo. Algunas veces ha acertado (The Fighter) y otras se ha perdido en medianías (Contraband). Con La Trama (2013) le ha vuelto a fallar el instinto. Por mucho que dé la cara y se reserve el papel de protagonista, la cinta no está a la altura de su ojo televisivo y desde luego nadie del trío protagonista será recordado precisamente por este trabajo.


(Más imágenes en su galería)



Ya de por sí, el título ni siquiera es acertado (al menos el de la traducción española) porque si existe una trama ésta brilla por su ausencia. Todo está tan telegrafiado y tan visto mil veces que no deja sitio precisamente para el suspense. Lo que empieza y pretende mantenerse como una novela negra de manual pronto se muestra como un thriller de baratillo, de montonera de mercadillo. Si no fuera por los nombres propios de los personajes principales, poca diferencia habría con los telefilmes de tres al cuarto que pueblan las cadenas de televisión en la sobremesa. Estas intrigas trasnochadas de alcaldes manipuladores, mujeres fatales venidas a menos y detectives curtidos con un ápice de ética quedan ya bastante desdibujados y más con una dirección y un guión tan impersonales.

Lo de Catherine Zeta-Jones se puede llegar a entender. Llevaba un tiempo algo dispersa y aunque ha vuelto con ganas de dejarse ver, o no le están ofreciendo gran cosa o está teniendo un ojo negado para elegir proyectos. De Wahlberg, lo ya dicho, le ha fallado el instinto pero al menos ha sido consecuente creyendo en el proyecto hasta el punto de participar como productor. Al que cuesta más ubicar aquí es a un Russell Crowe al que no le suelen faltar proyectos, suele elegir bien y encima, entre Los Miserables (2012) y el próximo estreno de El Hombre de acero, tenía la cuota de pantalla bastante cubierta. En conjunto, solo se entiende como película alimenticia. Ese tipo de trabajos que lo único que aporta al actor es una inyección a la cuenta corriente. Han tenido que leer tantos guiones en su vida, con sus aciertos y sus fallos, como para detectar que aquí no había mucho que rascar. Molestar no molesta, pero se olvida a velocidad de vértigo.

 

Visitada: 994 veces







Puntuación de los Usuarios

5.55

(39 votos/2818 visitas) - Estadísticas >>